Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Contribuyente adivino

No sólo tenemos que pagar a Hacienda impuestos, como es justo, aunque los servicios luego no se correspondan al esfuerzo de muchos contribuyentes, sino que además éstos han de tener dotes de adivinación, si quieren que se falle favorablemente un recurso presentado.Como es sabido, existe una sentencia del Tribunal Supremo, de 6 de julio de 1984, donde se reconoce que la deducción fija por gastos personales debe ser de 10.000 pesetas multiplicado por el número de miembros de la unidad familiar que produzcan ingresos.

Ahora bien, Hacienda, si el recurso se presenta más de un año después de la fecha última para proceder a la autoliquidación, la desestima.

Las fechas límite para presentar recurso son, según Hacienda, 30 de junio de 1982 para la liquidación de 1981 y 30 de junio de 1983 para la de 1982. La sentencia en virtud de la cual se interpone recurso es de 6 de julio de 1984; es decir, la fecha de la sentencia es posterior a las de finalización del plazo de presentación de recurso. Por tanto, si queremos recurrir a la vista de la sentencia, ya no tenemos plazo. Teníamos que haber previsto el fallo del Supremo.-

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Santander.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS