Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España obtendrá una cláusula de salvaguarda para limitar sus importaciones de urea

,

España obtendrá hoy la aplicación de una cláusula de salvaguarda para la urea, lo que le permitirá limitar sus importaciones procedentes de la Comunidad Europea (CE) de este abono nitrogenado de origen industrial a tan sólo 100.000 toneladas de aquí hasta finales del año 1987.

La decisión fue tomada ayer a petición de la representación española por los jefes de gabinete de los comisarios europeos. En principio está previsto que hoy sea ratificada de manera formal por la Comisión Europea.

La solicitud española se explica porque en los seis primeros meses de este año las importaciones de este producto se han multiplicado por cinco, alcanzado la cifra récord de 106.660 toneladas. A lo largo de todo el año pasado las importaciones se situaron en 21.000 toneladas.

Tras el ingreso de España en la Comunidad Europea, las importaciones de urea se han disparado debido a que el precio de venta de la producción nacional es superior en un 35%. a la producida en el mercado mundial. Esta diferencia es achacable a que la industria nacional fabrica este abono a partir de la nafta, mientras los extranjeros utilizan como materia prima el amoniaco, que resulta mucho más barato.

De continuar este ritmo de incremento de las ventas de urea extranjera, España se quedaría en breve plazo sin industria propia que produjese este abono, según reconoce un informe comunitario. El sector de la urea está sometido a una reestructuración desde 1985.

Los principales exportadores de este producto en el mercado español fueron, en los cinco primeros meses de este año, Italia, Holanda y Francia, entre los países de los doce, con un total de 62.800 toneladas, y Bulgaria, Libia, y República Democrática Alemana entre los países terceros, con un total de 15.900 toneladas.

La reventa

Las autoridades españolas sospechan que algunos de estos últimos países, como Libia, se aprovechan desde principios de año de la preferencia otorgada a la CE para vender urea a, por ejemplo, Italia, que a su vez la exporta a España como si en realidad fuese un producto made in Italy y, por tanto, comunitario.

Es la segunda vez que el Gobierno de Madrid ha pedido la aplicación de la cláusula de salvaguarda que está prevista en su tratado de adhesión a la CE. El pasado mes de marzo la Comisión Europea tomó una decisión similar, fijando para este año un contingente máximo de 503.033 toneladas para la importación por España de tres productos siderúrgicos: bandas largas en caliente, laminados en frío y planchas gruesas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 1986