Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una detective dice que la policía le amenazó con difundir fotos suyas comprometedoras si no acusaba al inspector Medina

La Brigada Interior utilizó unas fotografías comprometedoras intervenidas a la detective privado M.M.M., quien supuestamente mantenía relaciones con el inspector Juan José Medina, casado, para que aquélla declarara que Medina había participado en la desaparición de grandes cantidades de aceite del SENPA. La detective ha manifestado a este periódico que el jefe de la Brigada Interior, Alberto Elías, le dijo que filtraría el caso a la Prensa sugiriéndole posteriormente que colaborara con la brigada en contra de Medina.

En el sumario 80/83 que instruye la Sala Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid se encuentran procesados por malversación de fondos el inspector Juan José Medina, y los empresarios Moisés Domínguez y Rafael Oños Caro. Concretamente el sumario centra sus investigaciones en la desaparición de grandes cantidades de aceite del SENPA (Servicio Nacional de Productos Agrarios) que se encontraban en los depósitos del empresario Moisés Domínguez. El SENPA no disponía de depósitos donde almacenar el aceite y por este servicio pagaba una cantidad a Domínguez.Medina fue apartado del caso Rumasa, junto al jefe de la Brigada Interior -Mariano Baniandrés-, cuando ambos estaban a punto de concluir una importante investigación sobre una su puesta defraudación de Ruiz Mateos al Estado. Posteriormente, Baniandrés fue relegado a un puesto burocrático y Medina procesado por infidelidad de documentos y posteriormente en el sumario 80/83 por malversación de fondos.

Delicadas investigaciones

Medina está acusado de haber participado en la desaparición del aceite del SENPA, extremo que siempre ha negado el policía precisando que ha sido objeto de una persecución de altos mandos policiales por delicadas investigaciones que llevó a cabo en la Brigada Interior.En el caso de la desaparición del aceite del SENPA, la detective M.M.M. ha declarado a este periódico que le manifestó al magistrado que instruye este caso que fue coaccionada en 1983 y amenazada por los responsables de la Brigada Interior con publicar esas fotografias y sus supuestas relaciones con Medina a cambio de que explicara detalladamente "unos supuestos planes A y B para hacer desaparecer el aceite, indicándome que no eran ellos quienes me lo habían dicho sino el señor Medina". Estos planes le fueron explicados por dos funcionarios de policía, "uno con bigote y pipa, cuyo nombre se desconoce y otro apellidado Blanco". "Días después", añade la detective privado, "así se lo señalé al señor magistrado sugiriéndole el hecho y pidiéndole que se interesara por mis foto grarias y mi licencia de detective privado que también me habían retenido, sin obtener hasta el momento respuesta alguna".

Asimismo, la detective privado reconoce que entregó a Moisés Domínguez una carta de Medina cuando éste se encontraba detenido en las dependencias policiales. Sin embargo, la policía presenta al juez una carta escrita a máquina con los supuestos planes A y B para hacer desaparecer el aceite, cuando Medina no fue autorizado a recibir una máquina de escribir y la carta que envió a Domínguez era manuscrita. La detective privado ha enviado varias cartas certificadas al ministro del Interior, José Barrionuevo, y al jefe de la Brigada Interior, Alberto Elías -actualmente procesado por infidelidad en la custodia de documentos-, solicitándoles la devolución de sus fotografias y de su licencia.

En la carta certificada a Barrionuevo, de 16 de diciembre de 1985, M.M.M. afirma que hace casi un año se había dirigido por segunda vez al jefe de la Brigada Interior, Alberto Elías, para que le fueran devueltas "unas fotografías intervenidas en su domicilio con motivo del polémico caso Medina y posiblemente pasaron con motivo del polémico caso Medina y que posiblemente pasaron por su despacho de una formato talmente irregular, ya que la intervención de tales fotos no se refleja en acta alguna, lo cual bien poco dice de los 'honrados' funcionarios que intervinieron en el caso. Creo que V.E. debería intervenir para que tales fotos me fueran devueltas sin más dilación".

Anteriormente, M.M.M. había enviado una carta certificada al comisario Alberto Elías en la cual afirmaba: "Se ha cumplido un mes desde que me dirigí a usted reclamándole lo que por derecho me pertenece y que me fue sustraído de una forma ignominiosa y sin motivo de ningún tipo. Ya sé que al no tener pruebas legales contra ustedes, me va a ser muy difícil recuperar mi licencia y mis fotografías. Pero es lamentable que estas cosas ocurran y que sean cometidas por personas que se atreven a acusar a otras de inmorales".

Altos cargos policiales han negado en varias ocasiones a los interesados la existencia de esas fotografías, aunque en fuentes policiales de esa misma brigada conocen tales hechos. Las fotografias, a las que ha tenido acceso este diario, se encuentran en los archivos de la Brigada Interior, según esas fuentes, adjuntadas a un informe del denominado por estos funcionarios caso Medina. El propio ex secretario general de la Unión Sindical de Policías, Modesto García, ha reconocido que tuvo conocimiento de que fueron intervenidas unas fotograflas comprometidas de una detective privado para que declarara contra Medina.

En el caso de la desaparición de aceite del SENPA fue solicitado el procesamiento del director general de este organismo y de un alto cargo de la Dirección Gene ral de Aduanas por su presunto conocimiento del destino del aceite desaparecido, así como otros datos sobre el asunto. El Tribunal Supremo denegó el procesamiento y actualmente los defensores de Medina y Baniandrés proyectan recurrir esa decisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de junio de 1986

Más información

  • La Brigada de Interior pretendía supuestamente que la investigadora implicara al agente en un robo de aceite