REPRESIÓN BAJO EL 'APARTHEID'

Mueren siete personas durante las últimas horas en una nueva ola de violencia racial en Suráfrica

Al menos dos mujeres blancas murieron anoche en la ciudad costera de Durban a consecuencia de una explosión, según informó el Gobierno. Otras 15 personas sufrieron heridas y dos hoteles fueron dañados. Por otra parte, la Oficina de Información de Suráfrica anunció ayer que cuatro negros resultaron muertos durante la noche del viernes en disturbios en los guetos y campos de chabolistas del país. Un portavoz del hospital Groote Schuur, de Ciudad del Cabo, anunció el fallecimiento, a primeras horas de la mañana de ayer, de Georige Death, de 28 años, que trabajaba como cámara para la cadena de televisión británica Independent Television News. Se trata del primer periodista extranjero que ha muerto con motivo de acciones violentas registradas en un gueto.

Más información

De'ath y su técnico de sonido, Andile Fasi, fueron atacados por miembros de un grupo conservador conocido como Witdocke (Bufandas Blancas) mientras filmaban en el campo de chabolistas de Crossroads, en las afueras de Ciudad del Cabo, una pelea entre éstos y otros jóvenes de un grupo más radical que se denominan Jóvenes Camaradas. Fasi ha declarado que se equivocó y llamó "camarada" a uno de los Witdoeke, lo que provocó que éstos atacaran a los dos trabajadores de la televisión con machetes hasta que les dieron por muertos..La Oficina, que es ahora la única fuerte de información sobre la situación y la violencia en los guetos, afirmó que las otras cuatro muertes se produjeron como consecuencia de choques entre negros, dos de ellas en Crossroads, una cerca del, gueto de Gugulethu y la cuarta en la provincia oriental de El Cabo. No se dieron a conocer más detalles. Con estas cuatro muertes, el número de víctimas de la violencia registrado en Suráfrica desde la implantación del estado de emergencia el pasado jueves se eleva. a. doce, según las autoridades.

David Stewart, jefe de la Oficina de Información, afirmó que las medidas de excepción adoptadas están resultando eficaces y añadió que el nivel de violencia en los guetos ha disminuido en un 35%. Numerosos policías armados patrullaban ayer por la mañana por las calles del centro de Johanesburgo y garantizaban protección a los comercios de los suburbios.

El Gobierno ha adoptado precauciones extraordinarias con vistas a mañana, 16 de junio, jornada en la que se conmemora el aniversario de los disturbios registrados hace 10 años en Sovieto. Cuando anunció el miércoles la declaración del estado de emergencia, el presidente Peter Blotha afirmó que había sido informado por los servicios de seguridad de que la organización ilegal Congreso Nacional Africano (ANC) preparaba una campaña de "terror y sabotaje" para los días 16, 17 y 18 de junio.

Desde entonces ha sido detenido un gran número de activistas antiapartheid de todas las razas No se conocen cifras exactas sobre estos detenidos, cuyos nombres no pueden ser publicados porque lo prohíben las leyes de excepción. David Stewart dijo el viernes que las noticias que hablan de más de 4.000 arrestos eran .enormemente exageradas". [La Iglesia católica de Nueva Zelanda informó ayer que el secretario general de la Conferencia Meridional de Obispos Católicos Africanos (SACBC) y todo, el personal de un periódico católico habían sido detenidos al amparo del esta do de emergencia, informa Reuter desde WeIlington. Debido al estado de emergencia, la noticia no pudo ser confirmada en Johanesburgo.]

Tanto en Johanesburgo como en sus alrededores, los residentes blancos se preparan para el 16 de junio con margaritas unos y con pistolas otros. Los vendedores de armas han registrado, en efecto, un fuerte incremento de sus ventas a lo largo de la semana pasada. En Randburg, un barrio de Johanesburgo, el armero Brian Weston declaró que se había quedado sin munición como consecuencia de la fuerte demanda. "La mayoría de la gente compra pistolas y munición por si acaso. Les preocupa lo que pueda ocurrir el lunes", añadió. Otra armería del centro había liquidado todas sus existencias de pistolas de pequeño calibre.

Los grupos religiosos, en cambio, han hecho un llamamiento para que se recojan flores y se entreguen el lunes en Soweto. Grupos cristianos y judíos han llevado a cabo una campaña en todo Johanesburgo para que los blancos depositen el lunes margaritas a las puertas de Soweto. El semanario de Johanesburgo Weekly Mail imprimió incluso una gran margarita en sus páginas y pidió a sus lectores que la coloreen de amarillo, la peguen de manera que destaque sobre la carrocería de sus coches. Las leyes de excepción impiden que los no residentes puedan penetrar en Soweto u otros guetos.

Las empresas nacionales y extranjeras más importantes establecidas en el país cerrarán sus oficinas durante toda o gran parte de la jornada del lunes. Un número creciente de compañías, algunas de ellas en respuesta a la presión creciente de los sindicatos negros, considerarán el día como fiesta remunerada para sus trabajadores. Se espera que miles de empleados negros de todo el país no acudan a sus trabajos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de junio de 1986.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50