Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Guipúzcoa un comando legal de ETAm

Cuatro personas fueron detenidas ayer por la Guardia Civil en Oyarzun (Guipúzcoa), acusadas de integrar un comando legal de ETA llamado Irrintzi y constituido en agosto del año pasado. El comando, al que se incautaron armas y explosivos, fue desarticulado pocas horas después de que ametrallara un camión francés en la autopista Bilbao-Segovia, gracias a un dispositivo policial montado hace tiempo, según informó ayer un portavoz oficial.

El camión, un Volvo de matrícula francesa 9133-DS-75, recibió la pasada madrugada diez impactos de bala a ocho kilómetros de la frontera hispano-francesa cuando viajaba en, dirección a Irún. El conductor del vehículo resultó ileso de la agresión.Los detenidos son Andrés Errandonea Arruti, de 23 años, presunto responsable del grupo; Estanislao López, de 19; Joaquín Azpiroz Lecuona, de 23, y Vicente Balda Arruti, de 21, todos estudiantes. Entre las acciones que les atribuye la Guardia Civil se encuentran cuatro ametrallamientos de otros tantos camiones franceses, perpetrados en la autopista citada, sin víctimas, y un intento de atentado contra agentes de la Guardia Civil que vigilaban un colegio electoral en el referéndum de la OTAN. Según el portavoz oficial, el comando Irrintzi tenía en proyecto el asesinato de un policía nacional adscrito a las oficinas del DNI en San Sebastián y un nuevo intento de atentado contra la Guardia Civil durante la jornada electoral del próximo 22 de junio.

El armamento incautado consiste en tres fusiles marcas Matt y Stein, cinco pistolas marcas Star, Firebird y Browning, cinco granadas tipo ETA, 25 kilos de Goma 2, cebos y detonadores.

Busca y captura

Por otra parte, el Ministerio del Interior francés deportó el viernes a la República africana de Cabo Verde al exiliado vasco y presunto etarra José Francisco Rementería, detenido en Biarritz el 11 de marzo en respuesta a una orden internacional de busca y captura instada por España. Rementería estuvo encarcelado hasta el pasado 25 de abril sin que las autoridades españolas solicitaran al Gobierno de París su extradición, por lo que la fiscalía ordenó su puesta en libertad. Nada más abandonar la prisión, el supuesto etarra fue detenido de nuevo y confinado en el noroeste de Francia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de mayo de 1986

Más información

  • Un presunto 'etarra', deportado a Cabo Verde