Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un preso preventivo

de la cárcel de León, José Luis López Jimémez, de 25 años, se fugó el domingo en Ponferrada mientras asistía, custodiado por dos guardias civiles, al bautizo de una de sus hijas. López había obtenido un permiso especial de seis horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de mayo de 1986