Sarah y Andrés, otra 'boda del año'

Buckingham Palace anuncia el compromiso matrimonial del príncipe

Buckingham Palace anunció ayer oficialmente el compromiso matrimonial entre el príncipe Andrés, segundo hijo de la reina Isabel de Inglaterra y cuarto en la línea de sucesión al trono, y Sarah Ferguson, una pelirroja pecosa, hija de un antiguo comandante de la Guardia Real y descendiente directa de Carlos II Estuardo. El anuncio del palacio real puso fin a una semana de histeria de la Prensa popular londinense, que llevaba días especulando con la inminencia del anuncio oficial, mientras que Sarah era acosada a todas horas por una nube de fotógrafos y cámaras de televisión.

"La reina y el duque de Edimburgo se complacen en anunciar el próximo enlace matrimonial entre su amado hijo el príncipe Andrés y la señorita Sarah Ferguson, hija del comandante Ronald Ferguson y de la señora de Barrantes". Éste era el texto del comunicado oficial que fue leído a un numeroso grupo de personas congregado en las afueras del palacio de Buckingham con la esperanza de ver aparecer a la pareja de novios en el balcón principal, ligado a todos los acontecimientos principales de la historia del país, esperanza que no se cumplió, ya que la pareja se limitó a pasear por los jardines del palacio para ser retratados por los fotógrafos. Curiosamente, el texto del comunicado, en el que se había deslizado un error y aparecía con fecha 19 de febrero, no fue leído por un portavoz oficial, sino por un periodista de la BBC que lo había recogido previamente de la oficina de Prensa del palacio. La multitud esperaba que por lo menos el anuncio fuese expuesto en la verja, como ocurrió con el de la boda del príncipe de Gales. Pero esto tampoco ocurrió, ya que la fijación del anuncio sólo ocurre en el caso del compromiso del heredero de la corona.

Antes del paseo de la pareja por los jardines del palacio, Andrés y Sarah habían concedido una entrevista a las cadenas de televisión pública, BBC, y privada, ITV, en la que Sarali expresó su deseo de seguir trabajando después de su matrimonio y Andrés se manifestó "sorprendido" de que Sarah hubiese aceptado su propuesta de matrimonio. La pareja tiene intención de contraer matrimonio el próximo verano, aunque reconocen que quizá no sea posible hasta el otoño debido a la cercanía de las fe chas y a la cantidad de cosas que tienen que hacer hasta la boda. Según declaró el príncipe Andrés el enlace será en Londres y la no via vestirá de blanco. El anillo de pedida, diseñado por Andrés, es un rubí -"el misma color de mi pelo", según Sarah- montado sobre platino y rodeado por 10 diamantes.

De acuerdo con la tradición de la familia real inglesa, Andrés y Sarah se convertirán en los 152 duque y duquesa de York, ducado cuya creación se remonta a 1385 y que ha sido tradicionalmente reservado para los hijos segundos de los reyes. A este respecto se recuerda que la actual reina llevó el nombre de Isabel de York, ya que su padre fue duque de York hasta que fue coronado rey con el nombre de Jorge VI como consecuencia de la abdicación de su hermano, Eduardo VIII, más tarde duque de Windsor. En la casa de Windsor, dos hijos segundos han accedido al trono: el mencionado Jorge VI y su padre, Jorge V, proclamado rey al morir su hermano, Eduardo VII, sin descendencia.

Andrés y Sarah se conocen desde niños como consecuencia del destino militar del comandante Ferguson como jefe de la escolta de caballería de la reina, pero se dejaron de ver al iniciar sus respectivas vidas escolares. La especulación periodística sobre el posible noviazgo comenzó a circular a partir del pasado verano, cuando Sarah fue vista en el palco real del hipódromo de Ascot en compañía de Andrés.

Íntima amiga de Diana

La princesa de Gales, calificada por Sarah de "íntima amiga", ha jugado, según todas las informaciones, un papel fundamental como Cupido de la pareja. Recientemente, y con motivo de la visita a Londres de la fragata Brazen, donde Andrés realiza un curso de teniente de navío, Diana fue a bordo, aparentemente para enseñar el barco a su hijo, acompañada por Sarah. La tripulación del Brazen brindó en cubierta con champaña al conocerse la noticia del compromiso matrimonial de Andrés.

El mayor (comandante) Ferguson, padre de Sarah, es íntimo amigo del príncipe Felipe, duque de Edimburgo, y al mismo tiempo entrenador de polo del príncipe de Gales. Ferguson está casado en segundas nupcias, después de que su primera mujer y madre de Sarah se separara de él para casarse con el jugador de polo argentino Héctor Barrantes.

El príncipe Andrés y Sarah Ferguson (a la izquierda) se besan en los jardines de Buckingham Palace después del anuncio de su compromiso matrimonial. Arriba, las manos cruzadas de los novios. En la de Sarah aparece el anillo de prometida, con un rubí oval engarzado con diamantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de marzo de 1986.