Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Un código secreto regula la vida interna del Opus Dei, según 'L'Espresso'

El semanario L'Espresso reveló ayer la existencia de un código secreto que regula la vida interna del Opus Dei y dio a conocer algunas de dichas reglas. Un comunicado de la dirección central del Opus en Roma ha desmentido la existencia de dicho código. El autor del artículo, el vaticanista Sandro Magister, redactor jefe del semanario, ha afirmado que una fotocopia del documento ha estado en sus manos y ha subrayado que una de dichas normas secretas indica que los miembros de la obra que preside Álvaro del Portillo pueden y deben desmentir cualquier noticia si el bien de la obra lo requiere

El código secreto revelado por el semanario italiano consta de 479 artículos. Está escrito en latín y figura en él una nota que prohíbe traducirlo a otras lenguas. Tiene tapas rojas y el formato de un cuaderno de escuela. Estas reglas se remontan a 1950 y han sido sólo retocadas en algunas de su nomenclaturas tras la aprobación del nuevo código de derecho canónico.Hasta hoy estas normas eran desconocidas, no sólo por los mismos miembros de la obra, sino incluso por los obispos donde actúa el Opus Dei y por el Vaticano, que, al parecer, ha pedido ahora un ejemplar de las mismas, ya que no existía ni en la congregación de religiosos.

La revelación de las normas secretas del Opus constituye, según L'Espresso, un verdadero mazazo para la obra del fundador, Josemaría Escrivá de Balaguer, ya que, afirma, reflejan "su cara oculta".

Privilegio exclusivo

De hecho, el 1 de agosto de 1949 el Opus había obtenido del Vaticano el privilegio exclusivo de no entregar los estatutos íntegros a los obispos de las diócesis donde residen, pudiendo ofrecerles sólo un pequeño resumen, que contenía 26 de los 479 artículos del documento secreto.Hace tres años -desde la aprobación del Opus como prelatura nullius que debía haber acabado con el secreto clásico del Opus- que dicho resumen para los obispos ha sido ampliado a 180 artículos. Pero L'Espresso, que ha examinado todo el volumen, afirma que en dicho resumen se ocultan "todas las reglas claves de la vida interna de la obra como si no existieran".

Por ejemplo, la siguiente: "Se debe ocultar el número de socios y con los extraños no se debe hablar de ellos" (art. 190). En el artículo 193 el secreto se extiende también "a todas las reglas escritas relativas al gobierno de la institución".

Según el artículo 148, la potestad del prelado de la obra es total y sin límites, ya que puede "usar de sus miembros libremente", incluso obligándoles a aceptar un cargo público.

Son también los superiores quienes le indican a un miembro qué tipo de especialidad cultural debe seguir. Para ello, en cada provincia donde el Opus actúa existe, según el artículo 255, un delegado encargado de organizar "un archivo de profesores de universidad y de cuantos tienen autoridad en la cultura y en las profesiones".

Al entrar en la obra todos los miembros deben "ceder la administración de los propios bienes" a uno de los hermanos en religión y antes del voto definitivo deben "hacer testamento de los bienes actuales y de los eventualmente futuros". Todos en la obra deben confesarse cada semana "con un sacerdote designado por los superiores" (art. 263) y deben sostener un coloquio confidencial con uno de los superiores sobre las cosas más íntimas de su vida (art. 269).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de febrero de 1986