Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo entre Japón y la URSS para celebrar una próxima 'cumbre'

La Unión Soviética y Japón intercambiaron ayer oficialmente invitaciones para celebrar una cumbre entre el máximo dirigente soviético, Mijail Gorbachov, y el primer ministro japonés, Yasuhiro Nakasone. Los dos países han decidido, en lo que parece un claro giro de sus relaciones, reanudar conversaciones de paz.El propio Nakasone anunció ayer que había entregado al ministro de Asuntos Exteriores soviético, Edward Shevardnadze, una invitación para que Gorbachov visite próximamente Tokio.

Las negociaciones de paz entre los dos países habían sido interrumpidas en 1978 al negarse la Unión Soviética a discutir la reivindicación japonesa sobre las cuatro islas del archipiélago de las Kuriles anexionadas por la URSS en 1945.

La agencia de noticias japonesa Jiji citaba ayer un proyecto de comunicado conjunto que los dos países firmarán hoy, al término de la visita oficial de Shevardnadze a Japón, que comenzó el pasado miércoles. El comunicado desea la reanudación de conversaciones para la rápida firma de un tratado de paz. A pesar del establecimiento de relaciones entre Moscú y Tokio en 1956, ambos Gobiernos no han firmado la paz desde 1945.

Nakasone se mostró ayer partidario de negociaciones de paz sobre la base de la declaración de 1973, en la que el entonces primer ministro, Kakuei Tanaka, y Leonid Breznev reconocían "la existencia de problemas no resueltos desde el fin de la guerra". Nakasone se mostró también dispuesto a ir a Moscú, a condición de que su visita suponga algún progreso en relación con las Kuriles, pero prefirió que Gorbachov visite Tokio, porque cuatro primeros ministros han visitado ya la URSS sin reciprocidad por parte soviética.

Shevardnadze y el ministro de Asuntos Exteriores japonés, Shintaro Abe, firmaron ayer, además, un acuerdo económico para los próximos cuatro años, así como la prolongación del acuerdo cultural existente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de enero de 1986