Los sindicatos participaran en los consejos de administración de las empresas públicas

Los sindicatos participarán en los consejos de administración de las empresas públicas o, en su defecto, en comisiones paritarias de vigilancia y seguimiento de la gestión, según el acuerdo alcanzado ayer entre la Administración y UGT sobre participación sindical en la empresa pública. La participación de los sindicatos será efectiva también en el sector financiero público, pese a las resistencias del Ministerio de Economía, que intentó dejarlo fuera del acuerdo.

La representación de los sindicatos en el sector público se llevará a cabo, según el acuerdo, a través de dos vías: empresa por empresa y por holdings. En el primero de los casos, se da una doble alternativa: participación en el consejo de administración o creación de una comisión paritaria de vigilancia y seguimiento de gestión.Cuando se opte por la alternativa del consejo, el acuerdo obliga a que todas las empresas públicas que cuenten con plantillas de más de 1.000 trabajadores admitan en su consejo de administración a dos representantes de los sindicatos más representativos, que tendrán los mismos derechos y deberes que el resto de los consejeros.

El acuerdo alcanzado ayer, que afecta también a las empresas en las que el Estado tenga participación, no obliga a que la representación sea ostentada por sindicalistas vinculados laboralmente con la empresa afectada, dejando, en consecuencia, a las organizaciones obreras la posibilidad de nombrar los representantes que considere más idóneos.

El segundo nivel de participación se establece en los grupos de empresas (o holdings). En este caso, la presencia sindical se llevará a cabo por medio de comisiones paritarias de vigilancia, con el criterio de representatividad del 10%. Este segundo nivel permite, en teoría, la presencia sindical en todas las empresas públicas, que, independientemente de su plantilla, formen parte de algún grupo público. En las empresas de más de 1.000 trabajadores se dará, por tanto, en muchos casos, una doble representación, cuando cumplan la condición de formar parte de un holding. Éste sería el caso de las sociedades dependientes del INI.

El acuerdo salva dos de los grandes escollos que habían hecho hasta ahora inviable el entendimiento entre la Administración y UGT. La Administración -en este caso, el Ministerio de Economía- intentaba dejar fuera del acuerdo sobre participación sindical en la empresa pública al sector financiero. El pacto incluye ahora a estas sociedades. Los sindicatos decidirán si eligen la vía del consejo de administración o las comisiones paritarias.

La segunda dificultad se centraba en el sistema de representación en los holdings públicos, también salvado en el acuerdo alcanzado ayer. Y, aunque en un principio la Administración había planteado que la representación sólo se estableciera en las empresas con plantillas de más de 2.500 trabajadores, el acuerdo ha rebajado el listón a 1.000.

Ampliar al sector privado

José Luis Daza -que con Matilde Fernández, secretaria general de la federación de químicas, y Apolinar Rodríguez ha llevado las negociaciones en nombre de UGT- anunció ayer que, en su opinión, los sindicatos debían a partir de este momento plantearse la posibilidad de ampliar al sector privado esta forma de participación en la gestión de las empresas. A juicio de Daza, el acuerdo obliga, de una u otra forma, al 90% de las empresas públicas, que reúnen a cerca de 350.000 trabajadores.El representante de UGT, que destacó la bondad del acuerdo, subrayó que en el mismo había otros aspectos claramente favorables a los sindicatos, y que amplían los derechos ya recogidos en la ley orgánica de Libertad Sindical, como la ampliación del número de delegados en el ámbito estatal o la acumulación de horas extraordinarias.

Por su parte, el subsecretario de Trabajo, Segismundo Crespo, indicó que el acuerdo alcanzado ayer -al que calificó de realista- desarrollaba el compromiso recogido en este sentido en el Acuerdo Económico y Social, y que se trataba de "un acuerdo marco sujeto a los pactos que se establezcan posteriormente en cada empresa".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS