Aprobación definitiva del presupuesto municipal

El Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer definitivamente en el último pleno del año el presupuesto municipal para 1986, que asciende a 136.000 millones de pesetas, con el voto en contra de la oposición conservadora y comunista. La propuesta del nombramiento interino de Pilar Becerril como secretaria general de la corporación, presentada por el Grupo Socialista con carácter de urgencia, provocó una fuerte polémica con el Grupo Popular.

Alfredo Tejero, concejal del área de Economía y Hacienda, que calificó los presupuestos de austeros", manifestó que suponen un aumento del 5,5% con respecto a los del pasado año. Las principales partidas son las de transporte público, con 22.000 millones de pesetas; limpieza y recogida de basuras, 11.000 millones, y seguridad ciudadana, 8.000 millones (véase EL PAIS del 3 de diciembre).El portavoz del Grupo Popular aseguró en el debate -que fue muy breve porque los presupuestos ya se habían dictaminado provisionalmente y debatido en otro pleno anterior- que el presupuesto de 1986 se aprobaba sin el requisito formal de un examen y comprobación por parte del Ministerio de Economía y Hacienda. Tejero agregó que el presupuesto se había remitido a Hacienda pero que no ha habido contestación.

Durante otro pleno que se celebró anteriormente se aprobó, con el consenso de todos los grupos, la concesión de la medalla de Madrid, en su categoría de oro, a Pedro Barcina Tort, secretario general de la corporación, con motivo de su jubilación. La elevación a la Dirección General de la Administración Local del nombramiento de su sustituta, Pilar Becerril Roca, provocó una fuerte polémica con el Grupo Popular. José María Álvarez del Manzano, su portavoz, manifestó que "no se adecua a la legislación vigente, es decir, es ilegal, porque es el vicesecretario quien debe sustituir al secretario".

Juan Barranco, socialista, respondió que la candidata, que debe ser nombrada por la Dirección General de Administración Local, ha trabajado durante 14 años en el Ayuntamiento, y la nueva ley de Régimen Local permite habilitar a cualquier funcionario para ese cargo. Barranco acusó al Grupo Popular de tener su candidato para el cargo", en medio de un fuerte pataleo de la oposición.

Álvarez del Manzano, que acusó al Grupo Socialista de lo mismo, aseguró: "No tenemos más candidato que el que marca la ley, y la exclusión del vicesecretario es un acto gratuito".

La discusión fue zanjada por el alcalde, Enrique Tierno, que había solicitado a los portavoces antes de comenzar los plenos que fueran breves porque no se encontraba bien.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS