Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un presunto militante de Terra Lliure muere en Barcelona al estallarle una bomba en una cabina telefónica

Joaquim Sánchez Núñez, presunto milante de la organización terrorista catalana Terra Lliure, murió en la madrugada de ayer en Barcelona al estallarle el artefacto que portaba. La explosión se produjo en una cabina telefónica situada en la calle de Aldana, junto al Paralelo Otro artefacto de las mismas características fue desactivado una hora antes por especialistas de la policía ante la Comisaría de Universidad, en el cruce de las calles de Enrique Granados y Mallorca, en Barcelona. Estas acciones guardan relación, según diversos medios políticos con la aparición en aguas del Bidasoa del cadáver de Mikel Zabaltza, desaparecido desde el pasado 26 de noviembre, fecha en que fue detenido bajo la acusación de colaborar con ETA.

MÁS INFORMACIÓN

F. V. / J. LL. D., Una persona fue detenida a consecuencia de la investigación polidial. Se trata de Jordi Cort Hidalgo, de 19 años, a quien le fue aplicada la legislación antiterrorista. La detención se produjo entre las siete y las ocho de la mañana de ayer. Posteriormente se realizó un registro policial de su domicilio, situado en la avenida de Roma. La policía no quiso hacer pública la identidad del detenido hasta la tarde de ayer, para no entorpecer las pesquisas, iniciadas a la 1.30 horas.Pocos minutos después de esa hora, el servicio del 091 recibió una llamada anónima en la que se comunicaba la explosión en la cabina telefónica. Varias dotaciones llegaron al lugar de los hechos, donde yacía el cuerpo sin vida de Joaquim. Sánchez, de 21 años de edad, con el tórax y el abdomen destrozados. La explosión se produjo a unos centenares de metros de la 411 Comandancia de la Guardia Civil, en la calle de Sant Pau.

El titular del Juzgado de Instrucción número 17, que se encargó del levantamiento del cadáver y que ha remitido el caso a la Audiencia Nacional, ordenó realizar un registro en casa del fallecido, donde fue hallada abundante cantidad de munición. El domicilio en el qué figuraba empadronado Joaquim Sánchez- está situado -según fuentes municipales- en la calle de Cáceres, número 5, aunque en el Documento Nacional de Identidad figura el domicilio familiar de la calle de Reus, ambas en la localidad de El Prat de Llob,regat (Barcelona).

Una pistola cargada

La policía encontró, en las proximidades del lugar donde se produjo la explosión, una pistola Walther de 7,65 milímetros, con la numeración borrada, y cargada con ocho cartuchos. El arma fue localizada junto a un árbolcercano. A la 1.55 horas, en una llamada a la emisora Catalunya Rádio, Terra Lliure se atribuyó esta explosión, así como la colocación del artefacto desactivado por la policía una hora antes frente a la comisaría de Universidad. Esta bomba, compuesta por dos kilos de Goma 2, dos bombonas de camping gas y un producto químico, y dotada de un mecanismo de relojería, estaba depositada en una bolsa de skay de color marrón. Era de las mismas características que la que le estalló al joven fallecido.

Joaquim Sánchez, nacido en I'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y residente en El Prat de Llobregat, había mantenido una estrecha relación de arrústad con Félix Goñi, independentista y vecino de esta última localidad barcelonesa. Gofti falleció en parecidas circunstancias en el mes de junio de 1979, cuando hizo explosión un artefacto que transportaba, en la calle de Regás.

Objetor de conciencia

Joaquim Sánchez se había declarado objetor de conciencia para evitar su incorporación al servicio militar, según afirmó ayer una de sus hermanas. Fuentes autorizadas del Ayuntamiento de El Prat manifestaron que conocían las relaciones de Joaquim Sánchez con los movimientos independentistas, aspecto que la familia dijo ignorar.

El joven fallecido, que cumplió 21 años el martes de la semana pasada, estaba soltero, tenía cuatro hermanos y era primogénito de un matrimonio de inmigrantes. Según fuentes de su familia, Joaquim abandonó el domicilio paterno poco después de cumplir los 18 años y, desde entonces, mantenía escasas relaciones con sus padres y hermanos. No se le conocía ningún trabajo habitual, y las visitas a su familia era muy esporádicas. Tras abandonar la casa de sus padres, Joaquim Sánchez trabajó en la libería Xarxa, de El Prat de Llobregat, hasta el cierre de la misma hace unos meses.

Jordi Moners, dirigente del Partit Socialista d' Alliberament Nacional dels Paisos Catalans (PSAN) y miembro de la asamblea local de la organización independentista Moviment de Defensa de la Terra de Sant Boi de Llobregat, que conocía a Joaquim Sánchez, manifestó ayer estar "sumamente impresionado y afectado" por la noticia.

Jordi Moners afirmó: "Joaquim era una bellísima persona y con esto está todo dicho". "Quizás es una biografla muy parcial, pero es la que yo hago. Y no quiero decir nada más. Estoy muy afectado", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de diciembre de 1985

Más información

  • Detenido otro joven por su supuesta relación con el independentista catalán fallecido