Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los planos del Madrid subterráneo estarán informatizados en un año

La documentación y los planos referentes a las distintas redes de servicios subterráneos de Madrid estarán informatizados en su totalidad en el plazo de un año, según ha manifestado Jesús Espelosín, responsable del área de Urbanismo e Infraestructuras Básicas. Una plantilla de 400 hombres se ocupa de la limpieza y mantenimiento de la red de alcantarillado, cuya longitud es de unos 4.000 kilómetros, recorrido igual a la distancia entre Madrid y Moscú.

El subsuelo de Madrid contiene una red de servicios públicos y de seguridad sobre la que el Ayuntamiento madrileño pretende disponer de una documentación completa e informatizada, ha explicado Jesús Espelosín, responsable del área municipal de Urbanismo e Infraestructuras Básicas. Una de las redes que se conserva "en gran parte", según Espelosín, es la de los antiguos viajes de agua, las vías árabes de conducción de agua, de los que el ayuntamiento dispone de precisa documentación topográfica.Las demás galerías subterráneas corresponden al metro, al túnel del ferrocarril Atocha-Chamartín, a conducciones de agua y gas y galerías de servicios por las que discurren las más importantes líneas de agua, teléfono y electricidad.

El Ayuntamiento de Madrid no dispone de referencias escritas sobre la existencia de antiguos pasadizos privados, aunque "hay rastros de algunos, por ejemplo, en el Palacio de Oriente", según admite el concejal. "Tenemos amplia documentación y planos de la mayor parte de este mundo subterráneo, cuya informatización se está llevando a cabo y estará terminada en el plazo de un año", añade.

4.000 kilómetros de red

La red de mayor recorrido es la del alcantarillado, con casi 4.000 kilómetros de longitud, "que es como la distancia de Madrid a Moscú", según apunta al respecto Juan Alonso Barrientos, jefe del servicio de limpieza y mantenimiento del alcantarillado madrileño, encargado a la empresa Construcciones y Contratas. La plantilla de este servicio es de 400 hombres, que trabajan a diario en la revisión trimestral a que obliga la contrata y en la reparación de los daños que esporádicamente se producen.La temperatura ambiente en los túneles permanece constante a unos 18 grados centígrados. La rotulación de los mismos, de acuerdo con la denominación de las calles en superficie, permite identificar la situación de cada cruce del laberinto. Parte del subsuelo es objeto de vigilancia diaria por fuerzas de la Seguridad del Estado. Una compañía de Policía Nacional vigila durante las 24 horas zonas consideradas vitales para la seguridad de determinadas instituciones (Banco de España, palacio de las Cortes, Ministerio del Interior, etcétera).

Los operarios han de adentrarse en esas zonas especialmente vigiladas deben comunicarlo previamente a los ministerios de Interior o Defensa. "A veces nos piden incluso datos personales de los miembros del equipo de trabajo", precisa Juan Alonso Barrientos

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de diciembre de 1985

Más información

  • 400 hombres para el mantenimiento de la red