Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Traslado de Antonio Maya a la prisión de El Puerto de Santa María

Antonio Maya Martos, de 24 años de edad y conocido como el Marce, que el pasado sábado fue capturado después de su fuga de la prisión provincial de Granada, en el transcurso de la cual dio muerte a dos guardias civiles, ingresó el domingo por la noche en la cárcel de máxima seguridad de El Puerto de Santa María.Por otra parte, el juicio que hoy debía celebrarse contra él en la Audiencia Provincial de Granada por la muerte, en agosto de 1981, del propietario del bar Montemar, en esta ciudad, ha quedado suspendido por el momento.

En declaraciones efectuadas a la policía tras su detención, Antonio Maya dijo que la pistola con la que escapó de la cárcel y ocasionó la muerte de los dos guardias civiles se la había encontrado en el centro penitenciario dentro de un paquete.

Dijo asimismo que, tras escapar de la cárcel, permaneció, hasta el día en que fue detenido, escondido en un cortijo semiderruido de la localidad de Maracena, distante tan sólo cinco kilómetros de Granada, y que no salió a la calle más que en una ocasión, para comprar un bocadillo.

El Marce manifestó también que "cuando uno está entre rejas sólo piensa en la libertad", aludiendo a su fuga y a la muerte de los dos guardias que custodiaban la puerta de la cárcel.

Preguntado por qué no utilizó la pistola que llevaba encima en el momento de ser capturado, Antonio Maya dijo que "uno tiene sentimientos".

Fuentes del Gobierno Civil de Granada manifestaron ayer a este periódico que la pistola con la que escapó Antonio Maya, una Astra 765, fue introducida en la cárcel lanzándola por encima de uno de los muros el día antes de la evasión y que le había sido entregada a Antonio Maya el mismo día de la fuga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de diciembre de 1985