Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unión Mallorquina, dividida ante la oferta socialista de un Gobierno de coalición

El partido Unión Mallorquina (UM), integrado en la operación reformista que promueve el catalán Miquel Roca, se encuentra dividido en dos tendencias internas frente a la actual situación de crisis con que se enfrenta en el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Baleares, cuyos pactos fueron unilateralmente rotos por UM y dejaron en minoría al Gobierno de Coalición Popular. Estas discrepancias se sitúan en torno a la aceptación o rechazo de la oferta de gobierno de coalición efectuada por la Federación Socialista Balear-PSOE el pasado domingo.

Mientras una parte de la dirección de UM se muestra partidaria de los pactos con los socialistas, otra promueve renegociar un acuerdo con Coalición Popular.

Esta segunda hipótesis pasaría por la sustitución de Gabriel Cañellas al frente de la presidencia del Gobierno. Las gestiones para el acuerdo, realizadas por un diputado de UM, han sido promovidas tanto a nivel regional como nacional, si bien hasta el momento no han sido establecidos contactos directos con Cañellas.

Fuentes de Coalición Popular manifestaban ayer a este diario que la dimisión del presidente del Gobierno regional no es, en ningún término, negociable, e interpretaban las gestiones realizadas más como una cuestión personal hacia Cañellas que como un posicionamiento por razones políticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de octubre de 1985