Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Más sobre Wittgenstein

La inconsistente réplica final de Javier Sádaba haría innecesaria toda puntualización, si no fuera porque termina, siguiendo el estilo asermonado de su anterior carta, con una jaculatoria y un consejo de penitencia. "Es propio de épocas cobardes el cambiar la discusión por el amago de insulto"; probablemente. Pero en mi contestación se rebatían con argumentos sus acusaciones, y nunca podrían ser tildadas de amagos agresivos unas opiniones adversas sobre la obra y la diligencia intelecutal del replicante.Es propio de épocas acomodaticias confundir la crítica sin trabas con el insulto. Respecto al consejo "zapatero a tus zapatos", mal puedo recibirlo en este caso de alguien cuyo historial como delegado de ventas para toda España de la firma Calzados Wingenstein arroja un balance tan negativo; y lo peor es que, a la vista de su intervención en esta polémica, tampoco parece que Javier Sádaba sea un buen remendón- Vicente Molina Foix

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de octubre de 1985