Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kodak pierde el juicio con Polaroid sobre cámaras de fotografía instantánea

La compañía de materiales fotográficos Eastman Kodak Corporation no podrá vender las cámaras de fotografía instantánea o las películas similares a las fabricadas por la compañía Polaroid Corporation, según la decisión tomada el pasado viernes por un juez federal de esta ciudad de Estados Unidos. La sentencia es el final de un proceso que ha durado nueve años entre los dos gigantes de la fotografía sobre la propiedad de determinadas patentes. La decisión del juez es consecuencia del juicio celebrado el pasado 9 de septiembre respecto a la legalidad de ocho de las 10 patentes de Polaroid discutidas por Kodak: En aquella fecha el juez decidió que siete de estas patentes no habían sido respetadas por Kodak.

Las patentes discutidas por Kodak se refieren a diferentes mecanísmos de máquinas ínstantaneas, y otras cuatro se refieren a las fórmulas químicas de las emulsíones de las películas de revelado instantáneo. En un proceso posterior se establecerán las indemnizaciones que Kodak deberá satisfacer a Polaroid por uso indebido de patentes.

La decisión del juez federal de Estados Unidos es un nuevo paso en la dura pelea legal que vienen manteniendo las dos grandes sociedades estadounidenses de material fotográfico desde que se inició la explotación comercial de las cámaras de revelado instantáneo. Ya en 1976 Kodak conoció su primera derrota legal al decidir un juez inglés que dicha firma no podía fabricar ni vender en el Reino Unido este tipo de material fotográfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 1985