NECROLÓGICAS

André Kertész, fotógrafo

El pasado día 27 falleció en Nueva York, a la edad de 91 años, André Kertész, uno de los grandes innovadores de la fotografía contemporánea.Nacido en Budapest en 1894, comenzó a tomar sus primeras fotografías en Hungría antes de la I Guerra Mundial, pero fue después de establecerse en París en 1925 cuando empezó a tener una reputación internacional. En los 10 años transcurridos en París creó un documento gráfico de la ciudad que fue igualado sólo por pocos. Frecuentó los círculos artísticos de la época, y sus retratos de Mondrian, Colette, Chagall, Eisenstein y otros causaron gran impacto. Trabajó como reportero gráfico independiente para revistas ilustradas y periódicos de Francia, Alemania y el Reino Unido, y en 1927 se abrió su primera exposición individual. Su etapa parisina tuvo una influencia considerable en otros dos grandes fotógrafos, Henri Cartier-Brésson y Brassai.

En 1936 se trasladó a Nueva York, donde, a pesar de su renombre europeo, durante muchos años no obtuvo el reconocimiento merecido. La agencia que le había contratado quebró al poco tiempo de su llegada, y a las revistas no les interesaba mucho sus fotografías porque "hablaban demasiado". Cuando ya había reunido el dinero necesario para regresar a París estalló la II Guerra Mundial, con lo que se convirtió en un enemigo del país y tuvo que adoptar la ciudadanía estadounidense. Durante más de 25 años vivió en Nueva York en un total olvido como fotógrafo comercial, y como reacción se dedicó a fotografiar la ciudad de modo personal y poético. Su fortuna cambió de signo cuando, a raíz de una exposición individual celebrada en el Museo de Arte Moderno en 1964, su obra empezó a ser reconocida mundialmente. Desde entonces seguía viviendo y trabajando en Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de septiembre de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50