Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España someterá a control sus reexportaciones de tecnología punta

El Consejo de Ministros acordó ayer la incorporación de España al Comité Coordinador para el Control Multilateral de Exportaciones (COCOM), integrado por representantes de los países miembros de la OTAN y Japón y cuya misión consiste en evitar el comercio de material nuclear, bélico y tecnología avanzada con los países del Pacto de Varsovia, Vietnam, Camboya y China.La decisión responde al deseo del Gobierno español de facilitar la importación de tecnología avanzada, que chocaba con las reticencias en algunos países que forman parte de la OTAN -especialmente Estados Unidos-, que solicitaban de España un compromiso formal para no reeexportar tecnología punta susceptible de doble uso, civil y militar.

El acuerdo del Consejo de Ministros alcanzado ayer pone fin a un período de indecisión sobre la incorporación de España a este organismo, que osciló entre la fuerte oposición del ex ministro de Asuntos Exteriores Fernando Morán -que ya entonces chocaba con las tesis de Miguel Boyer, ministro de Economía y Hacienda en el anterior Gabinete, y Narcís Serra, ministro de Defensa- y la opinión manifestada por el presidente del Gobierno Felipe González, el pasado 13 junio, al día siguiente de la firma de la adhesión de España a la Comunidad Economica Europea: "Lo lógico es que España perteneciera al COCOM".

Los recelos estadounidenses para acceder a la instalación de AT&T en España, dada la no pertenencia de nuestro país a este organismo de control estuvo a punto de dar al traste una inversión de unos 32.000 millones de pesetas.

Fuentes gubernamentales subrayaban ayer el hecho de que el Gobierno hubiese conseguido que AT&T acordase su instalación en nuestro territorio con anterioridad a la decisión española de entrar en el COCOM. No obstante, altos cargos de la Administración reconocieron hace tiempo que el ingreso español en el COCOM supondría la aceptación de la permanencia de nuestro país en la Alianza Atlántica.

El COCOM fue creado en 1947, y a él pertenecen los Estados miembros de la OTAN -excepto Islandia- y Japón. Durante muchos años tuvo escasa actividad, pero recientemente fue revitalizado a iniciativa de Estados Unidos, que quiso de este modo instaurar una fórmula que sustituyese a los controles bilaterales sobre reexportación de materiales bélicos y tecnología.

Página 15

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 1985