Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ANIMALES

Nueve semanas de embarazo

Las camadas pueden ser de quince cachorros

Cuando al cabo de varios días que vemos engordar visiblemente a nuestra gata o nuestra perra enseguida sospechamos que pueda estar preñada. Para asegurarnos es conveniente una visita al veterinario.Si está preñada, el veterinario nos lo podrá confirmar por medio de una exploración detallada, que será conveniente completar a los 45 o 50 días de gestación con una radiografia de la matriz (en absoluto peligrosa para la madre o las crías), donde apreciaremos el número exacto de fetos, su tamaño y posición (de nalgas o de cabeza) o cualquier defecto en la madre que pudiera producir complicaciones en el parto.

Asimismo, nos aconsejará sobre la alimentación, y sobre un aporte de vitaminas y calcio.

Sólo nos falta prepatar un confortable nido, con alguna colchoneta, cesto o trapos limpios, en un sitio tranquilo y del agrado de la paciente. Debemos alarmarnos ante estos tres casos:

1. Por la vulva asoma la cabeza o medio cachorro, pero la perra no puede expulsar el resto.

2. Tiene contracciones continuas, con visible esfuerzo, pero han pasado varios minutos (más de 10 o 15) sin llegar a expulsar nada. El parto se ha atascado.

3. La hembra, sin haber parido aún, expulsa un líquido verde oscuro. Esto significa que se ha desprendido la placenta, y por algún motivo el feto no ha sido expulsado y ha muerto.

Lo indicado en cualquiera de estos casos es dirigirnos inmediatamente a una clínica veterinaria, de urgencias si es preciso, porque casi con seguridad, en los dos primeros casos, el peligro inmediato para la vida de los cachorros o de la madre aconseje practicar la operación cesárea.

No es motivo de preocupación, en cambio, si antes de acabar lo que prometía ser un parto numeroso, la perra o gata cesa de apretar y se echa a dormir. Lo más probable es que esté bastante cansada y recupere fuerzas con un sueñecito de varias horas.

La gestación de perras y gatas dura aproximadamente 60 días.

UN CACHORRO CADA 5 MINUTOS

Si no sabemos exactamente cuándo se produjo la monta, podremos calcular que a los 30 o 40 días comienzan a desarrollarse las mamas; 3 o 4 días antes del parto se produce leche, que saldrá presionando con suavidad los pezones entre los dedos, y que unas 10 a 12 horas antes del parto, la temperatura rectal bajará de la normal, entre 38º-38,5º, 37º- 37,5º.

Si todo va bien, los cachorros, nacerán con unos intervalos entre 5 y 15 minutos, pudiendo ser la camada desde 1 hasta 15 o más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de agosto de 1985