SANIDAD

Un niño griego muere por el SIDA y otro, en Granada, tiene indicios de la enfermedad

Un niño griego de ocho años falleció ayer a consecuencia del síndrome de inmunodeficiencia adquirido (SIDA), del que se había contagiado al serle efectuada una transfusión sanguínea, según comunicaron los médicos del hospital infantil de Atenas. Por otra parte, un niño granadino de 11 años ha ingresado en un hospital aquejado del síndrome.El Ministerio de Sanidad griego ha decidido someter a todos los donantes de sangre a una prueba para descartar la existencia del virus del SIDA. La decisión se tomó el pasado miércoles tras una reunión de la comisión especial del Ministerio creada para la lucha contra esta enfermedad. Además, el Ministerio ha destinado 500 millones de dracmas (627 millones de pesetas) a los centros de transfusiones sanguíneas, para costear mejoras en el equipamiento.

Por otra parte, un niño hemofílico de Granada, de 11 años de edad, cuya identidad no ha sido dada a conocer, ha permanecido una semana ingresado en el hospital clínico de Granada aquejado por el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Según informa desde Granada Francisco Terrón, el muchacho tiene todos los síntomas del síndrome, y sus datos han sido remitidos a la comisión nacional de investigación de dicha enfermedad.

La causa del contagio de la enfermedad del niño podría haber sido un tipo de suero para hemofílicos importado de Estados Unidos, según la hipótesis con la que ha trabajado el equipo médico que le atiende. Ello ha llevado a los médicos granadinos a solicitar que se prohiba la importación de suero y sangre norteamericanos.

El niño afectado tiene otros dos hermanos que han sido también tratados con el mismo suero, por lo que se teme que puedan haber adquirido también la enfermedad. Han comenzado a sufrir los primeros síntomas de lo que pudieran ser otros dos nuevos casos del SIDA en Granada.

La hipótesis de que sea el suero la causa de la enfermedad viene avalada por el hecho de que los primeros casos de esta enfermedad en Andalucía se dieron en dos niños sevillanos, Antonio y Diego de los Reyes, de 9 y 14 años de edad respectivamente, fallecidos el pasado año, que eran también hemofílicos.

El caso ahora conocido es el segundo detectado en Granada. El primero de ellos fue un joven que murió el pasado 30 junio. Había adquirido la enfermedad por transmisión sexual en Palma de Mallorca, donde estuvo trabajando de camarero en un bar frecuentado por norteamericanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de agosto de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50