Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Fiestaristófanes', visión actual de un clásico griego presentada en el teatro de Mérida

El pasado viernes se presentó en el Festival de Teatro de Mérida Fiestaristófanes, un espectáculo de Stavros Doufexis con texto español y dirección adjunta de Juli Leal. La música, de especial importancia en este montaje, corrió a cargo de Pep Llopis. El montaje, una coproducción de los Teatros de la Diputación de Valencia, el Centro Dramático de la Generalitat valenciana y el Festival de Teatro de Mérida, está basado en La asamblea de las mujeres, de Aristófanes, figurando al frente del reparto la actriz Esperanza Roy.

La asamblea de las mujeres es una de las sátiras políticas de Aristófanes en la que esboza cómicamente, a través de una conspiración femenina, un tipo de república colectivista con comunidad de bienes y mujeres. La versión de Doufexis, uno de los grandes directores griegos, ofrece una lectura renovadora y un planteamiento formal de inequívoca modernidad. Doufexis declara que no quería hacer un espectáculo histórico, a modo de museo, ya que piensa que los trágicos son poetas del teatro de hoy y de mañana, "porque el teatro del futuro será trágico y cómico, pero no dramático".Según el director griego, La asamblea de las mujeres es una obra muy significativa, ya que es la esencia y resumen del pensamiento aristofánico sobre la democracia y la estabilización de la misma, siendo al mismo tiempo una pieza donde Aristófanes hace una síntesis de toda su producción y en la que el autor griego se ríe de sí mismo. "Es por ello", añade Doufexis, "que también supone para mí un resumen de mi trabajo con Aristófanes, ya que la pieza es ideal para ello".

Doufexis piensa que la democracia perfecta sigue siendo un interrogante desde hace 2.500 años, de lo que se deduce que la situación planteada en el espectáculo tiene obvias resonancias actuales. "El concepto de fiesta nos remonta al juego y participación consustanciales a la celebración de las ceremonias teatrales, primitivas. Dada la actualidad de los planteamientos aristofánicos, tratamos de trasladar esa misma esencia".

La puesta en marcha de Fiestaristófanes ha planteado diversas dificultades. Doufexis, con un humor aristofánico, piensa que lo que han hecho daño son las pulgas, ya que durante los ensayos en el teatro Principal de Valencia se vieron obligados a cerrar el local durante tres días debido a que hubo que erradicar una plaga de pulgas. "No hay forma de trabajar si los picores de las pulgas te distraen continuamente".

Juli Leal, director adjunto y responsable del texto en castellano, trabajó muy directamente este último aspecto con Doufexis, ya que éste había hecho la versión del griego clásico al contemporáneo. A la hora de trabajar, el director griego le leía el texto al director Juli Leal con el fin de que éste buscara una misma cadencia y ritmo en castellano sin olvidar la rima. Juli Leal piensa que la versión ha implicado una traslación de lenguajes y de conceptos a una contemporaneidad, y la traducción, tanto literaria como directa, era difícil porque se buscaba algo fresco, y fue a partir de ahí que se ha ido configurando el trabajo.

Algo muy directo

Tanto Juli Leal como Stavros Doufexis pensaban que un factor decisivo era la elección de la actriz, ya que buscaban a alguien que tuviera referentes en el music hall y el cabaré, dado que el montaje se pretendía que fuera algo muy directo. Ambos consideran que la presencia de Esperanza Roy era en este aspecto determinante, ya que la actriz valenciana se caracteriza por trabajar en diferentes campos de la interpretación, destacando de forma especial en el género cómico y arrevistado.

Para ella el hecho de trabajar en esta Fiestaristófanes con una máscara tapándole el rostro le ha supuesto la satisfacción de dominar un objeto, algo con lo que no se había tenido que enfrentar. "He aprendido que taparse la cara supone que cualquier otro gesto que hagas se acentúa mucho más. Supone una renuncia, la de la gesticulación facial, pero el esfuerzo para que se comprenda el resto funciona, y ello es enormemente satisfactorio".

Esperanza Roy, a la que ha sorprendido la compenetración que se establecía en esta obra entre la interpretación de todos los actores y la música, comenta que siempre había soñado con hacer un Aristófanes, ya que se siente muy unida a ese teatro, en el que se está por encima de cualquier cosa y el reírse de todo es lo primordial. La actriz pudo aceptar este trabajo gracias al retraso de su próxima película, La monja alférez, de Javier Aguirre.

Fiestaristófanes se presentará el próximo día 9 en Madrid en el Templo de Debod, dentro de la programación de Los veranos de la Villa que a lo largo de estos meses estivales organiza el Ayuntamiento de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de julio de 1985