Entrevista:

Anita Ekberg: "Trabajar con Fellini fue muy agradable, pero me perjudicó"

Anita Ekberg, la rubia sueca que se hizo popular con La dolce Vita, de Fellini, ha estado en Barcelona para participar en el programa Ángel Casas Show, de TV-3. La actriz, que se halla prácticamente en paro -lo que ella califica de "vacaciones permanentes"-, recuerda con nostalgia su carrera cinematográfica. "Me divertí mucho trabajando con Fellini en La dolce Vita, fue una experiencia muy agradable. En realidad no fue un papel dificil de hacer, pero trabajar en esta película me ha perjudicado porque los productores son como los caballos con orejeras, sólo miran en una única dirección, y todos los papeles que me ofrecieron a partir de entonces fueron iguales".

Anita Ekberg, que cumplirá 54 años el próximo septiembre, está igual que en los últimos años, bastante gruesa y con su rubia melena de siempre. La actriz habla con nostalgia y tristeza de su carrera cinematográfica. "Desgraciadamente no tengo proyectos de trabajo", afirmó el martes en conferencia de prensa en Barcelona."El último guión que me ofrecieron era lamentable y lo rechacé. El argumento no valía nada y tampoco el papel que tenía que hacer yo. Rodar esa película hubiera sido tirar dinero". Anita explicó que le gustaría interpretar una comedia "ligera, pero muy sofisticada, o un papel dramático".

Su último trabajo fue Aeropuerto internacional, una serie para la Radiotelevisión Italiana rodada el pasado año. Interpretó el papel de una actriz entrada en años y sin trabajo. Anita Ekberg, nacida en Suecia, con nacionalidad norteamericana y afincada en Italia, vive actualmente en las afueras de Roma en una hermosa casa, con tres perros, cerca de un amante de los animales, "caballos, cabras y faisanes, que vienen a mi jardín a comer hierba", explicó. "Mi vida no es muy divertida. Vivir en estado de vacaciones permanentes es muy aburrido".

Los directores

De los todos los directores con los que ha trabajado, Ekberg recuerda con especial cariño a Federico Fellini, con el que filmó La dolce vita. "Naturalmente, Fellini", aseguró la actriz, "se lleva la palma, aunque con los otros también he trabajado bien". Anita Ekberg, que obtuvo el título de Miss Suecia en 1951, reconoce que el fisico es importante, pero no lo es todo en una carrera profesional."Al principio quizá me ayudó a entrar en el mundo del cine. Tanto si se es hombre como si se es mujer tener un fisico agradable hace las cosas más fáciles, pero a la larga es peor porque te encasillan". A la pregunta de si durante sus años de Hollywood tuvo que competir en belleza y exuberancia con actrices como Jayne Mansfield o Marilyn Monroe, Ekberg contestó tajantemente: "Esta pregunta sólo podía hacerla un chovinista machista".

Anita Ekberg viajó por primera vez a Estados Unidos para asistir como invitada al concurso de Miss Universo. Recibió algunas ofertas, pero no se decidió y regresó a Suecia. Tres meses después recibió una llamada de I-loward Hughes reclamándola y volvió a Estados Unidos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Pasear y ver

"Pero la cosa no funcionó, Hughes quería cambiar mi pelo, mis dientes, mi manera de moverme, todo. Decidí que en realidad no le gustaba". Se instaló en un pequeño hotel y empezó "a pasear y ver lo que pasaba". Y lo que pasó fue que la Universal la contrató por siete años. Llamada en aquellos años la dama de hielo, Anita Ekberg tuvo una gran demanda profesional desde la segunda mitad de la década de los cincuenta hasta la mitad de la de los sesenta. Pero a la larga no le gustó y acabó instalándose en Europa. "Si me hubiera quedado en Hollywood, las cosas hubieran sido muy diferentes, pero no me gustó".

Versión muy original

Toda la información sobre estrenos, críticas y las películas del verano en el boletín semanal de Cine
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS