Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el presidente del Gobierno canario por una votación contraria al tratado de adhesión a la CEE

El Gobierno autónomo de Canarias, presidido por el socialista Jerónimo Saavedra, dimitió ayer de forma irrevocable, tras aprobar el Parlamento regional un informe negativo al ingreso de Canarias en la CEE en las condiciones establecidas por el tratado de adhesión de España.Toda la oposición de derecha e izquierda -Grupo Popular, CDS, Grupo Mixto e Izquierda Canaria- votó conjuntamente un dictamen de la Comisión de Economía y Comercio de la citada cámara, aprobado el pasado martes, que califica el documento de integración como perjudicial para el futuro económico y fiscal de las islas. La votación registró un resultado de 30 votos contra 27.

Saavedra había anunciado al Pleno, antes del debate, que dimitiría, junto a su Gabinete, si no se informaba positivamente el protocolo para Canarias. Jerónimo Saavedra dijo que se marchaba porque el Parlamento autónomo de Canarias había dado un no a Europa.

Pasa a la página 17

Saavedra dimitió "para asegurar una gobernabilidad estable"

Viene de la primera páginaJerónimo Saavedra, soltero, catedrático de Derecho del Trabajo, envió al presidente del Parlamento autónomo, Pedro Guerra, una carta para explicarle las razones de su dimisión. El texto señala: "Sepa el pueblo canario lo duro y amargo de este paso, que tomo con conciencia tranquila, con moral política coherente y con el único fin de asegurar a mi pueblo una gobernabilidad estable".

En conferencia de prensa posterior a la sesión plenaria, Saavedra anunció que intentará formalizar un pacto, "pero bien agarrado" con fuerzas progresistas de la Cámara.

Según indicó a este periódico, dicha coalición de Gobierno podría incluir al único diputado del PCE, Antonio Sanjuán, y a los tres miembros de Asamblea Majorera (AM), grupo independiente de la isla de Fuerteventura próximo al nacionalismo.

Esta alianza proporcionaría a la mayoría gobernante 31 votos, la mayoría en una Cámara de 60 diputados, distribuidos en 11 partidos políticos: PSOE (27), APPDP (17), CDS (6), Agrupación Gomera Independiente (2), AM (3), Agrupación Herreña Independiente (1), Izquierda Nacionalista Canaria (1), Convergencia Canaria Reformista (1), PCE (1) y Partido Revolucionario Canario (1). Si en un plazo de 70 días ningún candidato a presidente del Gobierno logra los apoyos necesarios, se disolvería la Cámara y se celebrarían elecciones anticipadas en Canarias, que tal vez coincidan en el tiempo con las gallegas.

Asunción de competencias

La decisión de Saavedra, que ha sorprendido a los observadores políticos canarios, desencadena un proceso de reequilibrio de las fuerzas parlamentarias insulares, tras sufrir el PSOE este año sucesivas derrotas en la Cámara. "No hemos hecho más que recibir leña desde la aprobación de los presupuestos de la comunidad autónoma en enero pasado", afirmó Saavedra en el debate.

En su opinión, "hay que ser masoquista para gobernar en minoría mayoritaria y acosado por una permanente situación de inestabilidad". Todos los grupos de la oposición habían cerrado filas para aprobar en votación pública por llamamiento (30 votos frente a 27) un dictamen de "rechazo al tratamiento dado a la comunidad autónoma de Canarias" en el Tratado de Adhesión de España a la CEE.

Según este acuerdo -que no es vinculante para el Gobierno de la nación-, se afecta gravemente a sectores agrícolas, industriales y pesqueros del Archipiélago" y no se obtienen "garantías para posibilitar un desarrollo económico y social del Archipiélago en el futuro".

El informe del Parlamento canario considera, además, que "el marco futuro de relaciones de Canarias con la CEE ampliada y la adaptación del régimen económico fiscal (REF) a esta circunstancia es inseparable de una efectiva asunción de competencias en este ámbito por la comunidad autónoma canaria". Augusto Brito, portavoz socialista, advirtió que este último párrafo "desborda el marco constitucional y estatutario y se coloca en la opción tres (exclusión de la CEE)". Esta última posibilidad, que fue descartada por el Parlamento canario el 1 de diciembre de 1983, ha sido apoyada por los grupos independentistas del Archipiélago, lo que hizo interpretar al presidente Saavedra que la oposición se estaba alineando con los que denominó africanistas y autodeterministas.

Este dictamen del Parlamento Canario tiene carácter previo al pronunciamiento de las Cortes y es una competencia que confieren a la comunidad autónoma la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

Manifestaciones

El informe, aunque es preceptivo, no tiene valor vinculante para el Gobierno central. Según el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Manuel Medina, presente entre el público, el dictamen canario podría ser rechazado por las Cortes al extralimitarse en sus apreciaciones.

Las recientes manifestaciones de unos 30.000 agricultores en las dos capitales canarias, al sentirse perjudicados por el acuerdo de los negociadores españoles, que fueron interpretadas como un pulso al Gobierno regional, alimentaron, según impresiones recogidas en medios políticos, la postura adoptada ayer por el Parlamento autónomo. Saavedra llegó a prometer a este sector, durante el debate, ayudas especiales para superar las repercusiones negativas del ingreso de las islas en la CEE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de junio de 1985

Más información