Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El editorial sobre la huelga general

Acabo de leer su editorial ante la huelga general del día 20, y no puedo por menos que mostrar mi perplejidad y asombro ante los conceptos que vierten ustedes, no teniendo más remedio que intentar rebatírselos. 1. Parece un mal que la huelga sea política, y no tengo otro nombre para definir la lucha contra una ley política y hecha, no se nos olvide, por políticos. 2. Que con la movilización no se desafía a las Cortes como institución, sino a una mayoría que impone sus criterios, fundamentalmente matemáticos (contabilidad de votos), sobre una oposición que unánimemente (bien es cierto que por distintos motivos) se muestra contraria al proyecto de ley. 3. Que es cierto que nunca antes y ante otros Gobiernos se había intentado dar una respuesta tan contundente, pero también es verdad que tampoco desde otros Gobiernos se había iniciado una serie de acosos tan continuados y tozudos contra la clase trabajadora, beneficiada por este aporte de leyes del mal llamado Gobierno socialista. 4. Que si las fuerzas conservadoras se aprovechan de esta movilización, será un problema de las demás fuerzas por no saber organizarse y rentabilizar políticamente el descontento social, y en último caso, no nos deben asustar las decisiones de las urnas. 5. Que EL PAIS es un periódico estimado por su independencia y me parece que en este caso defiende la postura gubernamental mejor que sus propios portavoces. 6. En verdad, este país no se merece una huelga general, pero tampoco la clase obrera se merece este Gobierno auspiciado por la mayoría de sus votos.Cuando menos, es criticable la postura de ustedes con respecto a la

Pasa a la página 12 Viene de la página 11

involución como consecuencia peligrosa de esta lucha, puesto que cuando todo el mundo con acceso a la buena información (incluido el Gobierno) da por controlados los posibles brotes involucionistas, no veo por qué ha de ser CC OO chantajeada con la posible afloración de estos brotes como consecuencia de su lucha sindical ejerciendo un derecho constitucional.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 1985