Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La mujer y los premios deportivos

Lo que pudo ser sólo un magnífico acontecimiento deportivo-popular, por la buena organización y la amplia acogida que tuvo, fue, además, un feo gesto de menosprecio hacia la mujer.Nos referimos a la carrera popular II Trofeo Samuel Abad, que se celebró el último domingo de mayo en Las Rozas y Majadahonda, lugares de residencia de clases medias profesionales y de muchos representantes de la progresía político-intelectual de Madrid.

Los premios, además de los correspondientes a veteranos y menores, fueron 10 para clasificación absoluta de hombres y cinco para mujeres, dos para clubes hombres y uno para mujeres. Y la diferencia de cuantías, muy significativa: los tres primeros de hombres fueron de 200.000, 175.000 y 150.000 pesetas. Sin embargo, los de mujeres fueron de 125.000, 100.000 y 75.000 pesetas. Así todos.

El mayor número de premios está justificado por ser mayor la participación masculina que la femenina, pero no la diferencia cualitativa, pues nunca una categoría es intrínsecamente superior a otra; por tanto, los primeros clasificados son iguales entre sí, cualesquiera que sea su categoría y aun siendo las marcas diferentes.

A esto se añadió algo inhabitual, y fue que las mujeres salieron separadas y 15 minutos antes que los hombres (los menores también salieron antes); una carrera popular no es un deporte de competición, y sólo a efectos de la clasificación final queda cada uno adscrito a su categoría.

Pasa a la página 12

La mujer y los premios deportivos

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de junio de 1985

Más información