Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraga acusa al Gobierno de no usar todos los medios contra ETA

El presidente de Alianza Popular, Manuel Fraga, afirmó ayer en Vitoria, durante un mitin, que desde el Gobierno "no se está haciendo lo que se debe y lo que se puede, dentro de la Constitución, para acabar con el terrorismo". Fraga criticó la actitud del PNV por no apoyar decididamente, dijo, el papel de las fuerzas de seguridad del Estado en Euskadi, y repitió su "maldición bíblica" sobre los terroristas y sobre aquellos que "no son capaces de condenarlos y poner todos los medios para acabar con esta grotesca situación". Por su parte, el senador del PNV Joseba Azkárraga ha declarado que "debe existir una negociación pública con las fuerzas políticas vascas para discutir también la alternativa KAS y no configurar como límite el Estatuto de Guernica o la Constitución".

Al igual que la víspera en Bilbao y Pamplona, Fraga señaló que la sustitución de las fuerzas de seguridad del Estado permitiría a ETA imponer su ley en el País Vasco y que si él fuera presidente del Gobierno acabaría con el terrorismo de ETA en seis meses. "En España", dijo Fraga en otro momento, "había menos paro, menos miseria y menos desorden antes de que llegaran los socialistas al Gobierno".Durante su intervención en el teatro Guridi de Vitoria -en presencia de medio millar de asistentes-, un centenar de personas se manifestó en el exterior del edificio, pasada la una de la tarde, con gritos de "Fraga asesino" y "3 de marzo, nosotros no olvidamos", que aludían a la muerte en 1976 de tres obreros tiroteados por la policía, cuando el ahora presidente de AP ocupaba el cargo de ministro del Interior.

Fraga, que llegó y salió del local a pie y fuertemente protegido, contestó en su intervención a estos gritos: "Llarmarme a mí asesino en un territorio en el que se asesina de verdad es una broma intolerable".

La policía usó material antidisturbios para disolver al grupo de jóvenes que, posteriormente, hicieron una barricada para impedir el paso del vehículo del presidente de Alianza Popular.

La polémica sobre la sustitución o no de las fuerzas de seguridad del Estado desplegadas en Euskadi se ha ampliado estos días con declaraciones de los dirigentes políticos vascos. Ramón Jáuregui, delegado del Gobierno central, ha señalado que las fuerzas de seguridad del Estado no se irán nunca del País Vasco, que el terrorismo es una competencia supracomunitaria y que la Ertzantza (policía autónoma) y la policía estatal deben trabajar unidas. "La creación de un cuerpo de policía nuevo, el aprendizaje de las técnicas de investigación y de actuación policial, su dotación humana y profesional adecuada, requieren en cualquier país del mundo un plazo no inferior a 10 años", dijo.

Por su parte, el senador del Partido Nacionalista Vasco (PNV) Joseba Azkárraga, protagonista por parte de dicho partido en el proceso de reinserción de ex etarras abierto por el Gobierno vasco, afirma que "ETA pretende provocar una involución política en este país y de ahí sus sistemáticos ataques al EJército".

"La negociación política con ETA yo creo que es imposible", añadió Azkárraga, "aunque hoy más que nunca es necesario cualquier tipo de negociación"

Joseba Azkárraga manifestó también que los puntos de la alternativa KAS son negociables. El senador nacionalista opina sobre cada uno de ellos de la siguiente manera: "La salida de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado del País Vasco se contempla en el artículo 17 del estatuto; sobre el tema de Navarra, nosotros defendemos su integración en el País Vasco. Sobre la autodeterminación nosotros no renunciamos a ese derecho, pero en su día optamos por el estatuto y puede que pidamos, en su momento, una reforma de la Constitución; la mejora de las condiciones sociales de Euskadi están en la mente de todos; y la amnistía sería el punto final para la pacificación del País Vasco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de junio de 1985

Más información

  • El senador del PNV Joseba Azkárraga, partidario de negociar la alternativa KAS con las fuerzas políticas vascas