Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Cendrero, un consejero regional de Hacienda en busca de recursos fiscales

Luis Alejandro Cendrero, desde ayer consejero regional de Economía y Hacienda, en sustitución de Francisco Gil, y vicepresidente económico, piensa que hay dos cuestiones esenciales en su departamento: una buena gestión de los 100.000 millones de pesetas presupuestados en el programa de inversión trienal y, sobre todo, buscar fuentes de financiación y más recursos. Cauto -"porque mi nombramiento ha sido rápido", dice-, admite que para las comunidades autónomas "el sistema de financiación es complejo" y estima que el recargo del 3%, cuya vigencia está suspendida, podría ser operativo en 1987 si hubiese un pronunciamiento favorable del Tribunal Constitucional.

Cendrero, nacido en Madrid hace 45 años, que hasta ayer era vicepresidente primero de la Asamblea de Madrid y directivo de una empresa de ingenieros y contratistas, afirma que prestará atención preferente a dos temas: la gestión de los 100.000 millones de pesetas previstos en el plan de inversiones y la fiscalidad. Es decir, cómo recibir recursos.Sobre la primera cuestión, Cendrero opina que "en el ambicioso proyecto de inversión lo que hay que buscar es una buena gestión, un esfuerzo de gestión para que se cumpla el programa". En cuanto a la fiscalidad, Cendrero habla de "entramados legales y financieros que son ciertamente complejos" y admite que "si bien es un problema común a todas las comunidades autónomas, lo es más en la de Madrid porque ha sido muy castigada por la suspensión de la Ley de Solidaridad Municipal".

Para el nuevo vicepresidente económico "habrá que reconsiderar el sistema financiero ya que, como se ha demostrado, la vía de los recargos ha sido una vía contestada y como tal, difícil de aplicar". Cendrero admite que la Comunidad no difundió bien los objetivos del recargo del 3% pero afirma que "también influyó el desconocimiento de la comunidad autónoma por los madrileños y la aversión de mucha gente, por principio, a todo lo que sea hablar de inipuestos".

Luis Alejandro Cendrero no olvida que hay pendiento una sentencia del Tribunal Constitucional sobre los recursos presentados contra la ley del recargo del 3% y que la suspensión "no implica supresión". Por un cálculo elemental, cree que "puede haber sentencia a finales de 1986, por lo que de ser favorable, la ley entraría en vigor en 1987 y el recargo operaría al año siguiente".

Otra tema que llevará la vicepresidencia económica será cómo repartir los 10.000 millones de pesetas que 41 ayuntamientos de Madrid han dejado de percibir al eliminar diversas tasas para compensar el frustrado recargo. "Creo que no va a ser necesario acudir al endeudamiento. De momento, tenemos entre 7.000 millones y 8.000 millones para repartirlos entre todos los municipios afectados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de junio de 1985

Más información

  • El recargo del 3% entraría en vigor en 1987 si hubiese sentencia favorable