Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El retraso en la entrega de dos buques le costará a AESA 1.000 millones de pesetas

Unos 1.000 millones de pesetas costará a Astilleros Españoles, SA (AESA), el retraso en la entrega a los armadores yugoslavos de dos buques encargados al astillero de Olaveaga (la antigua Euskalduna), que deberían haber estado construidos en diciembre y marzo pasado, respectivamente, y que el domingo fueron trasladados al astillero de Sestao (La Naval) para finalizar los trabajos interrumpidos hace siete meses.

El traslado por la ría de ambos buques se realizó, con tanto sigilo como despliegue de medidas de seguridad, en la madrugada del domingo. La presencia de dotaciones de la Policía Nacional en las inmediaciones del astillero de Olagueaga, así como en ambas orillas de la ría a lo largo del trayecto desde horas antes del inicio de la operación, fue la única señal visible de la misma.Los buques, dos bulkarriers de 30.000 toneladas de registro bruto, están valorados en 3.500 millones de pesetas cada uno. Según el contrato firmado en su día, los barcos tendrían que haber sido entregados, como plazo máximo, el 31 de diciembre y el 31 de marzo últimos, respectivamente. Cada día de retraso supone un descuento de un millón de pesetas respecto al precio acordado para cada unidad, más cerca de 60 millones de pesetas al mes por gastos financieros. Las pérdidas totalizan por el momento unos 1.000 millones de pesetas, cifra a la que será preciso añadir las que se acumulen en los dos y cinco meses, respectivamente, que en condiciones normales transcurrirán antes de la entrega definitiva de los barcos.

Conflictividad laboral

La conflictiva situación laboral vivida en la empresa Euskalduna en los últimos meses del año pasado impidió finalizar el pedido a tiempo. Los planes del Instituto Nacional de Industria (INI) respecto al sector naval en reconversión establecen la transformación de Euskalduna en empresa exclusivamente destinada a reparación de buques, abandonando su construcción. Ello implicará una drástica reducción de su plantilla, compuesta por unos 2.400 trabajadores, si bien una parte del excedente pasará a integrarse en el astillero La Naval, en Sestao.El traslado de los dos barcos yugoslavos a esta última factoría, intentado en varias ocasiones, fue siempre impedido por los trabajadores. El comité de empresa de Euskalduna ha convocado una asamblea, que tendrá lugar hoy mismo, a fin de decidir la actitud a tomar ante el hecho consumado del traslado de los buques. Por su parte, representantes sindicales de la factoría de Sestao expresaron ayer su solidaridad con los trabajadores de Olagueaga, y anunciaron que si estos últimos intentan impedir que el trabajo se realice según los planes de la dirección, evitarán por todos los medios caer en la trampa de enfrentamientos entre trabajadores de ambas factorías".

Por otra parte, los 300 trabajadores del sector del transporte discrecional e interurbano se manifestaron ayer en Bilbao al cumplirse una semana desde el inicio de la huelga que mantienen en relación a la negociación del convenio provincial de Vizcaya.

La huelga afecta en particular al servicio de transporte de escolares, así como a los autobuses de línea que comunican Bilbao con Vitoria y otras localidades de la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 1985

Más información

  • Los barcos fueron trasladados de Euskalduna a Sestao