UN PAÍS AZOTADO POR LA GUERRA

Las tropas israelíes se retiran "casi totalmente" de Líbano

Las tropas israelíes abandonaron ayer Líbano "casi totalmente" -en frase de un diario judío-, después de tres años de ocupación. El Tsahal completó su retirada la pasada madrugada. La Prensa no fue autorizada a presenciar los últimos momentos de la evacuación, tal vez porque todavía algunas unidades israelíes aisladas permanecen en el denominado cinturón de seguridad para dirigir y asistir a las milicias del general cristiano Antoine Lahad. La noticia de la retirada no pudo ser confirmada en Libano, y las tropas de la ONU destacadas en Libano afirmaron no haber apreciado nada anormal en la zona fronteriza de ocupación israelí.

Más información

La existencia de este cinturón, de entre ocho y 10 kilómetros de anchura responde a la concepción del ministro de Defensa, Isaac Rabin, y de buena parte del Estado Mayor israelí. Altos mandos de la defensa israelí consideran que el cinturón de seguridad puede ser "ineficaz y peligroso", porque podría despertar nuevos motivos motivos de discordia con los shiíes. En cualquier caso, la retirada ha producido en Israel un suspiro de tranquilidad, ya que representa el final de una pesadilla. La etapa que se cierra con esta decisión ha dejado en los israelíes una huella que no se borrará en mucho tiempo.Ninguna guerra como ésta ha sido nunca tan discutida y maldita, ni ha dividido tanto a la población. La retirada llega tras largos meses de disputas de todos los partidos -salvo el derechista Likud- en los que escritores, profesores universitarios, periodistas, artistas, jueces jubilados y oficiales en la reserva exigieron en vano la formación de una comisión jurídica de Estado para investigar sobre el nacimiento, el desarrollo y las responsabilidades del conflicto.

A petición del primer ministro, el laborista Simón Peres, que temía el estallido -prematuro- de su partido, la Knesset (Parlamento) ha rechazado sistemáticamente las mociones en favor de esta comisión jurídica de investigación.

Peres estaba convencido de que la consigna del Likud -"No es necesaria una investigación que haría aún más profunda la división en el pueblo"- había recibido una acogida mayoritariamente favorable de los israelíes. Sin embargo, la investigación se realizó a pesar de todo. La Prensa hebrea publicó suplementos especiales. La televisión y la radio difundieron, incansables, programas en los que se abordaba en profundidad y sin la menor piedad la génesis, la continuación y las consecuencias de esta operación, bautizada púdicamente bajo el lema paz en Galilea y que, en principio, no debía durar más que dos o tres días.

Estos suplementos especiales, estos programas rigurosos, desvelaron los objetivos ambiciosos del padre de esta guerra, el general y entonces ministro de Defensa Ariel Sharon, cuyos verdaderos planes fueron ocultados al Parla mento, al pueblo y, a veces, incluso al propio Gobierno del que formaba parte.

Logro del Gobierno de Unión

"Aunque todavía no se pueden predecir los resultados a largo plazo de este repliegue, es evidente que esta retirada es el logro más notable del Gobierno de Unión Nacional", ha escrito el diario hebreo Maariv (independiente, nacionalista). El periódico continúa diciendo: "Cada familia, en Israel, se alegra y bendice este día en que el Tsahal se retira -casi totalmente- del territorio libanés".

Estas palabras, "casi totalmente" dejan con todo, una cierta sombra de inquietud en el ánimo de los israelíes. Ya que, en verdad, la evacuación no es completa. Algunas unidades aisladas permanecerán todavía en el Líbano para asistir a las milicias del general Antoine Lahad en su tarea de mantener el orden en el cinturón de seguridad en el sur del Líbano.

Este viejo argumento de "asistir" puede dejar traslucir un riesgo de nuevos enfrentamientos en esta zona, especialmente con las tropas shiftas, cuyo jefe ha puesto en manos, de Israel una diricil opción: o la retirada total -" y nosotros vigilaremos el sur contra cualquier posibilidad de ataque terrorista"- o el desencadenamiento de la guerrilla "contra vuestros soldados y las poblaciones israelíes en Galilea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de junio de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50