CATALUÑA

Buceadores de la Generalitat encuentran en el río Llobregat el cadáver de un niño

El cuerpo sin vida del niño Antonio Daniel Manchón García, de cuatro años de edad, fue localizado a las diez de la mañana de ayer en el fondo del río Llobregat, por buceadores del cuerpo de bomberos de la Generalitat. El pequeño había desaparecido el pasado domingo por la tarde cuando se encontraba jugando en un huerto cercano a la orilla del río, en el término de Sant Boi (Barcelona). El huerto es propiedad de su padre, Manuel Manchón, agente de la Guardia Urbana de esa localidad.

Fuentes de la Jefatura de la Guardia Urbana de Sant Boi explicaron ayer que, en el momento de su desaparición, el niño se encontraba en el huerto acompañado de sus padres y otros familiares jugando con un azadón cerca de la orilla, y que cayó al río sin que los adultos lo advirtieran. Tampoco se dieron cuenta tres pescadores que se hallaban muy cerca del lugar, por lo que se descartó, en principio, la posibilidad de que hubiese caído al río.

El pasado día 5 se produjo un hecho similar. El niño José Javier Torres Haba, de tres años de edad, hijo de un cabo de la Policía. Nacional, fue encontrado ahogado en el río Llobregat después de siete días de búsqueda. En este caso, el niño también se encontraba en compañía de sus padres.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS