Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La renegociación del contrato con Alcan ahorrará a ENDASA 1.750 millones de pesetas

El Instituto Nacional de Industria (INI) y la multinacional canadiense Alcan han acercado de forma notable sus posiciones tras las conversaciones que tienen lugar estos días a propósito de la renegociación del contrato de suministro de bauxita por parte de Alcan a Alúmina Española, SA, filial de la Empresa Nacional del Aluminio, SA, (ENDASA), en la cual participan como socios el INI y Alcan.

El lunes, día 13 del presente mes, en Londres, y el viernes, día 17, en Ginebra, tuvieron lugar sendas sesiones negociadoras, encaminadas a conseguir que Alcan rebaje el precio de la bauxita que suministra a Alúmina, a tenor de la situación de dicha materia prima en el mercado mundial y en operación paralela a la efectuada con Pechiney. Los canadienses han mostrado ya su disposición a realizar algún tipo de descuento. El diseño de la operación puede ser similar al efectuado con la multinacional francesa: un porcentaje al precio estipulado en su día y otro, cercano al 25%, de las cantidades suministradas, con un descuento. La multinacional canadiense está ya dispuesta a acceder a una rebaja situada en los 3 dólares. por tonelada para ese tramo, frente a los 5 dólares que pide el INI. La cifra final podría quedar, por tanto, en una cantidad situada entre ambos guarismos.Este descuento puede suponer un ahorro para ENDASA del orden de los 10 millones de dólares (1.750 millones de pesetas al cambio actual) durante los próximos 5 años, cantidad que sería menor a partir de 1990 y hasta el final del contrato (1995). Es, en todo caso, una cifra importante que puede hacer variar el signo de la cuenta de resultados del grupo Endasa.

Plan global del sector

La renegociación del suministro de bauxita con Alcan es en estos momentos la únicapata que queda por encajar en el puzzle que dará nueva forma al sector del aluminio español de cara al futuro. Es deseo del Instituto Nacional de Industria que el acuerdo quede concretado este mismo mes de mayo, de forma que la próxima junta general de ENDASA, a celebrar en junio, pueda dar el visto bueno a los distintos aspectos de un plan global que incluye acuerdo con los sindicatos, con reducción pactada de plantilla en 1.000 personas; fusión con Alugasa (ya aceptada en sus términos y pendiente del visto bueno de Alcan), mediante la oportuna ampliación de capital, a la que también podría acudir Alcan; renegociación de la deuda financiera, y reestructuración industrial, con cierre de unas plantas y especialización de otras.Hasta el momento del reciente acuerdo alcanzado entre el INI y Pechiney, los suministros de bauxita a Alúmina eran efectuados en un 80% por Alcan, y el 20%. restante, por el grupo francés. El acuerdo alcanzado con la multinacional francesa supone reducir su suministro al 25% de dicho 20%, en total, un millón de toneladas en los próximos cuatro años, de las cuales 750.000 serán suministradas al precio pactado en su día, y las 250.000 restantes, cinco dólares por tonelada más barato. La reducción de cantidades lograda con Pechiney ha venido a suponer un gran alivio para el nivel de existencias de bauxita en las instalaciones de Alúmina en San Ciprián (Lugo).

Gracias a ello, el problema con Alcan es básicamente una cuestión de precio. Con la firma canadiense existe firmado un contrato para el suministro de 1.280.000 toneladas anuales hasta 1995, al precio de 36,50 dólares tonelada. Se trata de un contrato firmado en 1976, cuando la materia prima era escasa.

Actualmente, con el descubrimiento de nuevos yacimientos de bauxita en todo el mundo, hay excedentes de esta materia prima por lo menos hasta el año 2.000. En estas condiciones, ENDASA se ve forzada a pedir a uno de sus socios, la multinacional Alcan, unos mejores términos de pago de la bauxita.

El acuerdo con Alcan es un ejercicio delicado por ambas partes. Al Instituto Nacional de Industria le interesa la presencia de Alcan en España, mientras que la multinacional canadiense tiene ya fuertes intereses en el país, con inversiones superiores a los 150 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de mayo de 1985