Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANTIGÜEDADES

Oportunidades de pretemporada

Alicante se incorpora al calendario de subastas

Las subastas realizadas durante el mes de abril pueden ser consideradas como de transición o preparatorias de las grandes subastas de primavera que tienen lugar en este mes de mayo y en el de junio.Destaca, más por su valor simbólico que económico, la subasta realizada en Alicante por G. de la Mano. Bajo el anagrama de La más bella inversión ha comenzado con buen pie esta aventura que significa toda nueva casa de subastas. Unas 200 personas asistieron a la jornada inaugural, en donde se vendieron algo más del 60% de los lotes. Las preferencias de los compradores fueron para los lotes de menos de 40.000 pesetas y, desgraciadamente, no se vendieron los de mayor estimación. En pintura y escultura fue total la aceptación de las obras de artistas alicantinos como Adelardo Parrilla, Rodríguez S. Clemente, Rodríguez Samper, Manuel Baeza y Ricardo María Navarrete. No hubo dinero para obras religiosas de los siglos XVII y XVIII ni para importantes obras de artistas extranjeros.

MÁS INFORMACIÓN

En la subasta de Berkowitsch realizada el 25 de abril, las dos mejores piezas que se ofrecían fueron retiradas, al no haber comprador. Nos referimos a Las Meninas visitan a las Hilanderas, de Eugenio Lucas Velázquez, y a Las damas de Andévalo, de Da niel Vázquez Díaz. Las dos obras que más importante cotización recibieron fueron La mujer muerta, de Pablo Buendía, 450.000, y Jardín, de Santiago Rusiñol, 375.000.

El 29 y el 30 de abril, Fernando Durán presentaba 500 lotes en su subasta. Se retiró mucha pintura, pero las ventas alcanzaron precios interesantes, como La rambla de las flores, de Francisco Masriera, 500.000; una cubertería con punzones de Anduiza, 900.000, y una cómoda francesa del siglo XVIII, de caoba, 600.000.

Durán Subastas celebró cuatro sesiones, los días 23, 24, 25 y 26 de abril. Fueron en total 2.880 lotes. Dos Alfredo Palmero con temas de Tossa de Mar, se remataron en 300.000 y 325.000, respectivamente. Un bolso de noche art decó de Van Cleef and Arpels quedó en un buen precio de 200.000. Y en plata, una cubertería alemana, 250.000.

Brok ofrecía en sus dos días de subastas 876 lotes que se vendieron todos. Es el único caso conocido. El primer día, los lotes fuertes fueron los dedicados a joyas, con precios de remate importantes como una sortija en platino y brillantes por 1.200.000. Ansorena subastaba 525 lotes entre los días 7 y 8 de mayo. Era la primera vez que aparecía el pintor filipino Juan Luna en una subasta española. Su Desnudo femenino, que salía en 80.000, subió hasta las 650.000, y un dibujo al carbón se remató en 42.000. Un buen Lucas Villamil, con precio de salida de 700.000, no encontró postor. El cuadro que consiguió más alto precio fue el de José Barbasano y Baos titulado Pescadores, 1.100.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de mayo de 1985