Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morán, optimista sobre la solución de los conflictos con Portugal

El ministro español de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, se mostró ayer optimista sobre la posibilidad de llegar a un próximo acuerdo en los contenciosos económicos que tienen pendientes Espala y Portugal de cara a la formalización de su ingreso en la Comunidad Económica Europea. Morán realizó estas declaraciones poco antes de intervenir en la clausura del coloquio que sobre el tema España, Portugal, ¿por qué de espaldas?, ha organizado la Fundación Pablo Iglesias en Madrid, en colaboración con la Fundación de Relaciones Internacionales portuguesa.Al acto de clausura del citado encuentro, que ha contado con la presencia de intelectuales y políticos tanto españoles como portugueses, asistió también el ministro portugués de Asuntos Exteriores, Jaime Gama, que se declaró igualmente optimista sobre la inminencia de un acuerdo entre los dos países peninsulares, basado en un reajuste de las relaciones bilaterales. A este respecto, los dos ministros resaltaron el hecho de que se están desarrollando conversaciones sobre los aspectos técnicos del acuerdo hispano-portugués -la próxima semana tendrá lugar un nuevo encuentro de las comisiones de ambos países-, que culminarán con la asunción de las negociaciones por parte de los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países en un plano ya estrictamente político. "A principios de mayo, yo creo que habremos logrado el acuerdo necesario", puntualizó Morán que se trasladará a Lisboa dentro de algunas semanas con este motivo.

Ambos ministros pusieron de relieve en sus intervenciones que el profundo desequilibrio en la balanza comercial entre España y Portugal, que perjudica a este último país, y el problema de la pesca, constituyen los escollos más importantes a la hora de cerrar las negociaciones. El jefe de la diplomacia española, que hizo una larga exposición histórica de los orígenes de la secular indiferencia que ha presidido las relaciones entre los dos países, insistió en precisar, en relación con el contencioso de la pesca -"en el que nuestras diferencias son superables", dijo-, que éste debe resolverse al margen de sentimientos nacionalistas por parte de Portugal.

Fernando Claudín, director de la Fundación Pablo Iglesias, manifestó, por otra parte, su pesar por el escaso público que ha asistido al desarrollo de los coloquios, celebrados en el salón de actos del Cuartel del Conde Duque, en Madrid, los pasados días 11, 12 y 13.

Causas de la indiferencia

A lo largo de los coloquios los diferentes participantes analizaron las causas históricas, económicas y culturales que han mantenido esta situación de aislamiento o indiferencia entre los dos países ibéricos, como matizó el propio alcalde de Madrid, Enrique Tierno, que también intervinó ayer en el acto de clausura del coloquio. En el mismo ha intervenido entre otros, los profesores, María Victoria López Cordón, Hipólito de la Torre, César Oliveira y Mario Sotomaior, los periodistas Raúl Rego, Eduardo San Martín y Manuel Lopes, el parlamentario portugués Fernando de Sousa, Salvador Clotas, en representación del Ministerio de Cultura español, y el secretario de Estado para las Relaciones con la Comunidad Económica, Manuel Marín. Este último abordó en su exposición del pasado viernes las cuestiones económicas que deberán resolverse en las relaciones bilaterales para evitar que sea la propia Comunidad Económica Europea la que se vea obligada a arbitrar las medidas necesarias para la incorporación de ambos países a la Europa de los diez.La misma tesis defendió ayer el jefe de la diplomacia portuguesa, Jaime Gama quien, tras el análisis histórico realizado por Fernando Morán, añadió que la presencia de dos partidos socialistas en el poder, en España y Portugal, ha supuesto una notable mejora en las relaciones bilaterales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de abril de 1985