Dos de los promotores de una urbanización ilegal procesados ya fueron condenados por robo y estafa

Dos de los tres responsables del Grupo Inversor de Fincas Rústicas SA (Girsa) procesados por un supuesto delito de estafa contaban ya con antecedentes penales por motivos similares, según se expone en el auto de procesamiento dictado por el juez Epifanio Legido, titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Madrid. Girsa promovió y vendió parcelas en la urbanización ilegal Villaflores, en Mejorada del Campo. El juez, después de la querella presentada por más de 80 compradores, ordenó la prisión provisional incondicional para los tres principales responsables y la prisión provisional, eludible bajo fianza de 500.000 pesetas, para un cuarto procesado, apoderado de Girsa en la época en que se produjeron los hechos.El auto de procesamiento explicita que J. A. R. (Julio Ayuso), no tiene antecedentes; J. M. S. (José Manuel Sánchez) fue "ejecutoriamente condenado", entre otras muchas, en sentencia de 13 de mayo de 1967 por un delito de robo a la pena de 12 años y un día de reclusión menor, y el tercero de los procesados, J. C. S. (José Cano Sánchez), fue condenado, también entre otras, en sentencia de 1 de febrero de 1973 por un delito de estafa a la pena de 10 años y un día de prisión mayor.

Ramificaciones

Girsa se constituyó el 7 de enero de 1981, con un capital social de 5.000.000 de pesetas. El- objeto social de la empresa es "compraventa de fincas rústicas, urbanas y solares, su transformación, promoción y explotación, parcelación, segregación y venta de las mismas". Las ventas de las 84 parcelas se realizaron entre los meses de enero a septiembre de 1981 y de febrero a junio de 1982.La Comunidad de Madrid facilitó ayer nuevos datos, relativos a la relación de los tres procesados . con otras entidades y promociones catalogadas como ilegales: Procin-80, Inesa y Venresa, que se corresponde a promociones en los términos municipales de Fresno de Torote (urbanización Jardín de Serracines), Valdepiélagos (El Frontal), Mejorada del Campo (El Balcón de Mejorada), Camarma de Esteruelas (El Practicante) y Villa del Prado (Las Hoyas).

El auto de procesamiento establece que los tres socios de Girsa adquirieron distintas fincas rústicas en Mejorada del Campo en una zona en la "que no existía en los años 1981 y 1982 Plan General de Ordenación ni, por tanto, suelo urbanizable, programado o sin programar". "Cuando los ingenuos compradores", continúa el auto, "pretendieron cercar unos el terreno adquirido y otros construir, se encontraron con la firme oposición del Ayuntamiento y Diputación Provincial, primero, y Coplaco (Comisión de Planeamiento y Coordinación del Área Metropolitana, hoy extinguida), no obstante haber abonado a Girsa una cifra no inferior a 53.630.416 pesetas, al tiempo que los viales prometidos no se compactaron, ni se suministró agua escasa en la zona, a cada una de las parcelas".

Los hechos revisten los caracteres de delito de estafa tipificado en los artículos 528 y 529 del Código Penal, lo que puede suponer para los tres procesados penas de prisión mayor: entre seis años y un día hasta 12 años de prisión.

Ayer no pudo confirmarse si la orden de ingreso en prisión se ha cumplido ya. El abogado de los en causados sólo afirmó: "Por ahora preferimos no hacer declaraciones de ningún tipo. Aún tengo que hablar con mis clientes. Esto ha sido todo muy rápido, aparte que el asunto está sub judice".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS