_
_
_
_

Tierno se levanta y pregunta cuándo podrá comer

El alcalde de Madrid, Enrique Tierno, continúa un proceso de recuperación "asombroso", según afirman los médicos que le asisten. Ayer por la tarde se levantó de la cama durante amos minutos y quiso saber cuándo podrá reanudar la alimentación normal, comenzando por la ingestión de líquidos. Hoy abandonará la zona de cuidados intermedios para regresar a la habitación 517 de la clínica Ruber. Tierno quiere conocer la actividad municipal, pero los médicos no le han autorizado entrevistas. Carmen Romero, esposa del jefe del Gobierno, acudió por la tarde a la clínica.

El paciente fue autorizado ayer, en torno a las tres de la tarde, a levantarse de la cama durante unos minutos, después de que los médicos suspendieran el régimen de alimentación parentenal, por vía endovenosa, y le retiraran la sonda de la nariz. Tierno comentó jocoso al término de esta operación que se sentía feliz "porque ya me han quitado el ronzal". Desde el sábado, el alcalde había preguntado a los médicos cuándo le retirarían las sondas y en qué momento po dría volver a la alimentación normal, que comienza con la ingestión de líquidos y zumos.De hecho, Tierno había comenzado el sábado a reanudar sus actividades. Después de pedir un libro por la mañaria para volver a la lectura, su afición favorita, por la noche quiso tomar contacto con la actualidad y siguió el programa de televisión Informe Semanal, acompañado de algunos miembros del equipo médico, con los que comentó las entrevistas y reportajes que iban desfilando por la pequeña pantalla. Pasó la noche tranquilo, según el parte médico difundido ayer, sin más alteraciones que las propias del tratamiento.

A las once de la mañana fue sometido a una exploración por rayos, con resultado satisfactorio. Su estado de ánimo, señala el parte, "es el de costumbre". El paciente, queya había sido trasladado el sábado desde la unidad de vigilancia intensiva a una. habitación individual en la zona de cuidados intermedios, pasará hoy, de no surgir complicaciones, a una habitación en la quinta planta.

Tierno ha pedido que le dejen hablar con los tenientes de alcalde y concejales que visitan la clínica, para interesarse por la marcha de los asuntos municipales, pero los médicos le han indicado que, pese a su estado plenarriente satisfactorio, todavía no pueden permitirle entrevistas.

La clínica Ruber sigue recibiendo, por otra parte, decenas de telegramas, ramos de flores y obsequios de personas que se interesan por la salud del viejo profesor y quieren testimoniarle su simpatía. Varios vecinos de la clínica, en la calle de Juan Bravo, se han acercado hasta el centro médico para preguntar por el paciente.

Carmen Romero

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A media tarde visitó el centro médico Carmen Romero, que habló durante casi una hora con Encarnación Pérez Relaño. También visitaron a la esposa del alcalde el capitán general de Madrid, teniente general Gustavo Urrutia; el arzobispo de Madrid-Alcalá, Ángel Suquía; los ministros de Cultura e Interior, Javier Solana y José Barrionuevo, respectivamente; el presidente del Consejo General de la Abogacía, Antonio Pedrol, y personalidades tan variadas como Ramón Mendoza o Lina Morgan.

Encarnación Pérez, que ha dormido las dos últimas noches en una habitación contigua a la que ocupa Enrique Tierno, tiene previsto abandonar hoy la clínica Ruber durante unas horas para trasladarse a Zamarramala, localidad de la provincia de Segovía en la que cada año, coincidiendo con las fiestas de Santa Águeda, ejerecen el poder durante un día las mujeres. La esposa de Tierno había confirmado con anterioridad su asistencia y, a la vista de la evolución de su marido, no ha querido suspender el compromiso.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_