_
_
_
_
CATALUÑA

La Generalitat pide ayuda al Gobierno para descongestionar las prisiones

La capacidad de las ocho prisiones catalanas ha llegado a su punto límite, según fuentes de la Generalitat. La población reclusa en Cataluña se eleva a 2.933 internos, cuando la capacidad óptima está fijada en 1.615 y la máxima en 2.495. Ante esta situación, que se prevé tienda a empeorar, Xavier Hernández, director general de Servicios Penitenciarios y de Rehabilitación de la Generalitat, ha pedido a su homólogo del Gobierno central, Juan José Martínez Zato, que le ayude a descongestionar las cárceles catalanas.

Xavier Hernández, que viajó a Madrid el pasado martes, entregó a Martínez Zato un documento que recoge un largo resumen de la situación de los centros penitenciarios catalanes, y una comparación de la población reclusa catalana con la del resto del Estado.En el estudio se especifica que "Cataluña ha llegado al límite de sus posibilidades" y que "la capacidad máxima de internos se supera ampliamente y con exceso". La conclusión de la situación, según Xavier Hernández, "comporta un deterioro de las condiciones de vida de los internos, provoca más conflictividad en los centros y una mayor dificultad en la labor de los funcionarios".

El informe presenta una serie de cifras, elaboradas la pasada semana, que demuestran que la situación en los ocho centros catalanes es de gran masificación En Cataluña hay 2.933 reclusos -181 son mujeres-, de los cua les 1.764 son preventivos y 1.169 penados. La población reclusa de la Modelo asciende a 1.555 internos, cuando el número de celdas sólo es de 458. En Tarragona, 200 celdas están ocupadas por 259 personas; en Lérida-1, 180 celdas para 201 internos; en Lérida-2, 350 para 250 presos; en Wad-Ras, el centro de mujeres de Barcelona, 125 para 162 internas; en Gerona, 80 celdas para 136 reclusos; en Figueres 90 para 94 hombres; y en la Trinidad, el centro más conflictivo de Cataluña en estos momentos, 170 celdas son insuficientes para albergar a 276 jóvenes.

Según el informe presentado por Xavier Hernández, todos estos datos son diametralmente opuestos a los que se reflejan de la situación de los demás centros penitenciarios del Estado. En el resto de España la capacídad óptima de población reclusa es de 16.534 internos y la capacidad máxima es de 22.211. En estos momentos, la población reclusa en las penitenciarias que existen fuera de Cataluña es de 15.985 presos. Estos datos arrojan un balance de ocupación de 0,96 presos por celda, mientras que en Cataluña el porcentaje es de 1,77%.

Al comparar la situación entre Cataluña y el resto del Estado se obtiene que el total de reclusos internados en penitenciarias catalanas representa el 17,70% del total de todo el país. Si fueran trasladados a Cataluña todos los reclusos catalanes actualmente internados en otros penales españoles, ese porcentaje llegaría al 20,9%. Estos datos son para Hernández "muy elevados y preocupantes", cuando en Cataluña sólo existe el 9,77% del total de celdas del Estado. Según sus datos, durante 1984 la población reclusa creció en Cataluña en un 66%, mientras que en ese mismo período, en el resto del Estado, se incrementó sólo en un 21%.

Ley de Enjuiciamiento

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para Xavier Hernández "la reciente aplicación de la reforma de los artículos 504 y 503 de la ley de Enjuiciamiento Criminal, que alarga los períodos de prisión preventiva, ha sido la causa del vertiginoso aumento de la población reclusa de Cataluña". "El aumento semanal del 4% en el total de internos convertirá a las cárceles catalanas, en un plazo muy breve, en centros peligrosamente masificados", ha afirmado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_