Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria y ENSA acuerdan crear la primera empresa nacional de 'guerra électronica'

CARLOS GÓMEZ Electrónica ENSA, merced a un convenio que acaba de suscribir con la Dirección General de Electrónica e Informática, se va a trasforma en la primera empresa española dedicada al campo de la guerra electrónica. El convenio, que se enmarca dentro del Plan Electrónico e Informático Nacional (PEIN) y tiene una duración de tres años, prevé el desarrollo de sofisticados equipos y sistemas para tres programas de guerra electrónica y tiene comprometidas importantes ayudas del crédito oficial, según fuentes de ENSA.

El protocolo, firmado el miércoles pasado por el director general de Electrónica e Informática, Joan Majó, y por el presidente de ENSA, José Antonio Pérez Nieva, fija una inversión de 678 millones de pesetas en I+D (investigación y desarrollo) para el período 1985-1987, que será financiada en dos terceras partes por ayudas oficiales.Estas ayudas oficiales se arbitrarán a través del Ministerio de Industria (CEDETI), del Ministerio de Educación (Comisión Asesora de Investigación y Desarrollo) y del Banco de Crédito Industrial.

El convenio, que supone la creación en España de la primera empresa de radiofrecuencias militares (utilización indistinta y combinada desde las bandas bajas o HF hasta los giroherzios o microoridas), prevé el desarrollo y suministro, con colaboración del Ministerio de Defensa, de los siguientes productos:

- Transceptor con salto de frecuencia. Se trata de un transmisor-receptor que produce saltos automáticos de una frecuencia a otra lo que impide cualquier intercepción de las comunicaciones núlitares.

- Alertador de amenazas de radar. Este equipo, que se instala en aviones o helicópteros, avisa al piloto de la aeronave que se encuentra iluminado por un radar de tierra, determina automáticamente la frecuencia del mismo y señala al servicio de que tipo de baterías de tierra o misiles pertenece. Esta información permite al piloto adoptar las contramedidas electrónicas pertinentes para evitar el impacto y derribo de la aeronave. Las contramedidas más frecuentes, utilizadas con gran profusión y éxito por el Reino Unido en la reciente guerra de las Malvinas consisten en la suelta de unas burbujas metálicas, que quedan colgadas en el aire y están dotadas de las frecuencias de radar del hipotético enemigo. Los impactos de los proyectiles se desvían hacia estas burbujas y liberan a la aeronave del riesgo de derribo.

- Sistema de Análisis Técnicos de Emisiones Radioeléctricas. Es un localizador de emisoras con capacidad de inteligencia, que facilita la ubicación del centro enemigo desde donde se está emitiendo, las frecuencias y el tipo de dotación a la que sirve.

El grupo CESELSA

ENSA, empresa dedicada hasta ahora a radiosistemas civiles, fue integrada recientemente en el grupo CECSA Sistemas Electrónicos (CESELSA), que ha conseguido desarrollar una alta tecnología nacional en radares civiles y militares. Esta empresa, una de las seis o siete en el mundo que fabrican simuladores de vuelo, consiguió en las negociaciones con Estados Unidos sobre compensaciones por el programa FACA, la adjudicación de dos simuladores para el avión de combate F-18, por un importe de unos 5.000 millones de pesetas. En este contrato participa en un 13% la McDonnell Douglas, firma que fabrica los F-18. CECSA Sistemas Electrónicos ha suministrado anteriormente a las Fuerzas Aéreas Españolas simuladores de vuelo para los aviones C-101.

ENSA, en radiosistemas civiles, está fabricando tres localizadores de emisoras, que irán instalados sobre camiones, para el Gabinete de Ordenación de las Comunicaciones del Ministerio de Transportes. El presupuesto de este programa para detección de emisoras piratas, que fue adjudicado hace tres meses mediante concurso público, asciende a 140 millones de pesetas.

El convenio suscrito redundará en una inmediata ampliación de las plantillas actuales de Electrónica Ensa, que afectará fundamentalmente a ingenieros y personal de alta cualificación profesional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de febrero de 1985

Más información

  • Producirá alertadores de amenaza de radar y localizadores de emisiones