Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid recibirá 200 millones de la comunidad autónoma y gestiona otros 400 con una multinacional

El "protocolo deportivo" entre la comunidad autónoma madrileña, Real Madrid y Atlético estuvo a punto de romperse por unas declaraciones del tesorero del club rojiblanco, José Manuel Caro, "que provocaron confusión sobre el tema", según fuentes autonómicas. Los presidentes de ambos clubes, Luis de Carlos y Vicente Calderón, y Joaquín Leguina, presidente de la Comunidad Atónoma de Madrid, firmaron ayer el documento. El Madrid recibirá 200 millones para su nuevo pabellón (gestiona los otros 400 del coste de la obra con una multinacional); el Atlético obtendrá 75 como ayuda a su delicada situación.

José Luis García Alonso, consejero de Cultura, Deportes y Turismo de la Comunidad, en su intervención justificativa del convenio, dijo: "Esto no es regalar dinero, ni tiene nada que ver con ese impuesto no popular, aunque necesario, del 3%. Los temas deportivos tienen ya establecido sus presupuestos, y el protocolo supone un adelanto económico a dos clubes que generan importante movimiento deportivo para los ciudadanos madrileños, y de los que estos van a beneficiarse ahora de sus instalaciones". Fernando Andrés, director de Deportes, opinó: "No se trata de subvenciones, como ocurre en otras comunidades, sino de adquisición de unos servicios que se pagan". Joaquín Leguina, presidente de la Comunidad indicó: "No se apoya sólo al deporte de elite, es un convenio abierto y estamos creando instalaciones ya en 140 municipios".Sin embargo, quizá por esa cercanía del impuesto "no popular, aunque necesario", la Comunidad se ha mostrado especialmente sensible a las interpretaciones dadas sobre esta ayuda, hasta el punto de que Joaquín Leguina llegó a exclamar, según fuentes próximas a la Comunidad, hace unas fechas, que "como se produzcan nuevas declaraciones sobre el tema, esto se acaba".

Leguina y los dirigentes comunitarios se mostraron especialmente molestos por unas manifestaciones, en la cadena SER, del tesorero rojiblanco, José Manuel Caro, "que provocaron confusión sobre el tema". Caro fue diplomáticamente apartado de las negociaciones, que han llevado directamente Vicente Calderón, presidente, Javier Castedo, vicepresidente, y José Julio Carrascosa, gerente, por parte atlética, y Luis de Carlos, presidente, Luis Martínez Laforgue, vicepresidente, Carlos Crespo, tesorero, y Manuel Fernández Trigo, gerente, por el Madrid.

El protocolo consta de un preámbulo conjunto justificativo: "Estos grandes clubes han promocionado y fomentado, además dejo que constituye su sección deportiva principal -el fútbol- otras diferentes que casi nunca les resultan rentables". Se refieren, entre otras, al baloncesto en el Madrid y al balonmano en el Atlético, secciones sostenidas fundamentalmente con recursos generados por el fútbol.

Cobro de atrasos

Cabe recordar que la Comunidad concederá al Real Madrid 200 millones contra certificaciones de obra de su nuevo Pabellón (EL PAIS del pasado viernes) "en abonos efectivos de 50 millones los próximos cuatro años, a cambio de contraprestaciones a definir por una comisión de seguimiento creada al respecto". El Atlético recibe 75 millones de pesetas "a la vista de sus necesidades económicas", según se lee en su convenio. "El abono se hará con posterioridad a la firma de este acuerdo". Los jugadores celebran hoy una comida, programada hace casi un mes, en la que posiblemente festejen de paso el cobro de sus atrasos.Las contraprestaciones son muy similares para ambos clubes, durante ocho años el Madrid, y cuatro el Atlético. Ambos clubes "ponen a disposición de la Comunidad Autónoma de Madrid los recursos humanos y medios materiales de que disponen para su utilización, que se desarrollarán en anexos por temporadas fijadas de común acuerdo y en dónde se determinará el importe de cada contraprestación". Entre ellas, figuran "la utilización de todas las instalaciones deportivas, actuales y las existentes en el futuro, participación de equipos y deportistas en torneos o competiciones que se convengan, y participación del personal técnico y deportistas en cursillos y campañas de divulgación, enseñanza, actos culturales, sociales o deportivos".

Leguina anunció la celebración de un torneo cuadrangular cada año, con Madrid y Atlético como equipos fijos. Representantes de ambos clubes indicaron que la valoración económica sólo de esta contraprestación supone "un paso importante en función de lo que cada club cobra por intervención en torneos". "El Madrid, indicó una fuente de la entidad, "recibirá esta temporada 20 millones por el Teresa Herrera, que multiplicado por ocho años de devolución de los 200 millones en contraprestaciones suponen ya 160".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de enero de 1985

Más información

  • El tesorero del Atlético de Madrid pudo romper el convenio por unas declaraciones