Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apertura de la Sala del Mirador, primer centro estable de teatro de marionetas

La Sala del Mirador, presentada como el primer centro estable de teatro de marionetas de nuestro país, se Inauguró ayer en Madrid con la actuación colectiva de los grupos de Linterna Mágica. Esta asociación cultural es la creadora del nuevo teatro, que surge en Madrid como sala concertada con el Ministerio de Cultura y con la que han colaborado la Dirección General de Música y Teatro, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento. El nuevo centro tendrá también cursos y diversas actividades que giren en torno al títere.

La asociación cultural Linterna Mágica, formada por los grupos Las Marionetas de Peralta del Amo, Los Títeres de Horacio, Teatro Popular de Muñecos y Máscaras, Los Iniciados, La Gaviota y Libélula, pretenden con el nacimiento de esta sala llenar en nuestro país el vacío existente hasta ahora en este campo con una programación constante y adecuada con la que lograr que el teatro de muñecos ocupe el sitio que le corresponde y cuyo objetivo básico es el difundir y promocionar el teatro de muñecos en sus vertientes infantiles y de adultos.Linterna Mágica se declara consciente de la capacidad de síntesis, de flexibilidad escénica, de simbolización, de distorsión del muñeco, que le permite llegar a unos límites socioculturales difíciles de alcanzar por el teatro convencional, y que autores básicos como Lope de Rueda, Cervantes, Valle-Inclán, García Lorca y Falla conocían muy bien.

La Sala del Mirador también ofrecerá cursos impartidos por profesionales de distintas áreas, que abarcarán la interpretación dramática del verso, iniciación a la dirección escénica, expresión corporal, iluminación, escenografía, etcétera.

Para el año 1985 se tiene prevista la creación de una escuela de teatro de muñecos, la aparición de un boletín de información sobre el campo del títere y la primera convocatoria del Premio de Teatro de Marionetas, cuya obra galardonada será puesta en escena por un grupo de la asociación.

La Sala del Mirador, situada en el madrileño barrio de Lavapiés, recibe este nombre porque en ella se encuentra un mirador de finales del siglo XVII y un anexo del XVIII que ha sido rehabilitado por un equipo de arquitectos que han reconstruido el gran caserón donde se encuentra el centro estable.

La Sala del Mirador se inauguró ayer con una muestra de teatro que durará hasta el próximo día 23 y en la que se han programado espectáculos tanto para niños como adultos y todos los públicos, en los que se ha procurado que tengan como nexo de unión el hecho de que todos los montajes ofrezcan como temática un teatro popular.

Hoy y mañana inicia la muestra el grupo portugués Os Bonecos de Santo Aleixo con un repertorio que corresponde a la transmisión oral tradicional, en el que se ofrece en una primera parte una pieza teatral que narra la creación del mundo, resultado de una interpretación libre y prosaica del Antiguo Testamento, y una segunda parte de canciones, danzas y fados.

Para el jueves 20 se tiene prevista la actuación del inglés Max Alexander con su tradicional Punch and Judy, personajes del teatro popular del siglo XVII, que se ha ido transmitiendo oralmente de familia en familia.

Libélula actuará el viernes 21 con su montaje Mosaico, en el que se combinan técnicas vanguardistas producto de la labor de investigación del grupo con temáticas arraigadas en lo popular. También el mismo día se ofrecerá una actuación conjunta de Las Marionetas de Peralta del Amo con su montaje El romance de la condesita, y el Teatro Popular de Muñecos y Máscaras, con Tres piezas populares. Peralta, uno de los grandes maestros de la marionetistica en España, y el Teatro Popular, formado por Servando Carvallar y Carmen Heymann, realizan una importante labor de investigación del teatro popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de diciembre de 1984