Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestación tras el funeral por el obrero muerto en Bilbao

Entre 2.000 y 3.000 personas se manifestaron ayer en Bilbao tras el funeral en memoria de Pablo González Larrazábal, trabajador de Euskalduna fallecido la víspera, de un infarto, cuando trataba de refugiarse de una carga policial en el interior de la factoría.El funeral, con el templo repleto y numerosas personas concentradas en los alrededores, se desarrolló sin incidentes. El féretro fue recibido con fuertes aplausos de los cientos de trabajadores que esperaban a la puerta de la iglesia desde por lo menos una hora antes.

En la despedida hubo nuevos aplausos, mezclados con gritos contra la policía y el PSOE, mientras sonaban las notas del Agur jaunak (Adiós, señor), interpretado por un txistulari. Tras el furgón se formó una larga comitiva que descendió por uno de los carriles laterales de la avenida de Sabino Arana.

Al llegar a la confluencia con la calle de Pérez Galdós, los manifestantes detuvieron su marcha y lanzaron gritos como "PSOE, asesino", "la policía tortura y asesina" y .por Euskalduna no vais a pasar".

Los manifestantes siguieron por la Gran vía y corearon nuevas consignas ante el Gobierno Civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de noviembre de 1984