Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Persecución callejera de tres atracadores en Ríos Rosas

Tres jóvenes, provistos de una escopeta de cañones recortados y un cuchillo de 30 centímetros atracaron, hacia las 10.30 horas de ayer, la sucursal de la Caja de Ahorros en el número 44 de la calle de Ríos Rosas. Un empleado bancario y viandantes persiguieron a los atracadores, uno de los cuales fue detenido por la policía, y se recuperó parte del botín.

Los atracadores, dos de los cuales aparentaban ser menores de edad amenazaron al cajero con sus armas y le llevaron una cantidad indeterminada de dinero. Los delincuentes corrieron calle abajo perseguidos por un empleado de la entidad bancaria que gritaba "¡Coged al ladrón! ¡Al ladrón!" y les increpaba a voces, lo que provocó la paralización y estupefacción de los peatones. En la esquina de la calle de Modesto de la Fuente se oyeron gritos para movilizar a los viandantes a detener a los ladrones, que corrían hacia la calle de Espronceda. Los gritos afirmaban que la escopeta era de juguete, a lo que uno de los atracadores respondió con un disparo a bocajarro contra los perseguidores.El desconcierto y pavor creado por el disparo dio tiempo a los ladrones para refugiarse en un taxi aparcado en la esquina de la calle de Espronceda, cerca de la agencia Efe, custodiada por dos agentes de la Policía Nacional. El taxista se negó o no pudo desaparcar su coche con la celeridad exigida por los delincuentes, quienes optaron por seguir corriendo a pie hacia la calle de Fernández de la Hoz y casi tropezaron con los policías que salían de Efe.

El empleado bancario recogió la bolsa y el cuchillo que uno de los perseguidos arrojó al suelo al advertir a los policías. Dos de los atracadores lograron huir y el tercero se escondió en un portal de la calle de Fernández de la Hoz, donde fue detenido por la policía a punta de pistola y con notable corrección, que fue protestada por el público, que reclamaba un trato más duro. Parte de los transeúntes profirieron gritos de "¡que los cuelguen!. El detenido es Miguel de las Heras Ortega, de 16 años, y se le ocuparon 1.262.000 pesetas."

También ayer se cometió otro atraco en la sucursal del Banco Hispano Americano en la calle de Embajadores, número 57, a las 12.04 horas. Dos hombres y una mujer se llevaron 500.000 pesetas. Fue detenida María del Carmen Mínguez González, y se le ocupó una pistola simulada y un cuchillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 1984

Más información

  • "Que los cuelguen", gritaba la gente