Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La manifestación contra la política educativa del Gobierno

Cientos de encierros de padres de alumnos de centros privados

Padres de alumnos de centros privados de enseñanza se encerraron ayer en numerosos colegios españoles desde primeras horas de la noche hasta la madrugada de hoy, dentro de la campaña iniciada por organizaciones conservadoras para protestar contra la política educativa del Gobierno. La campaña culminará con la manifestación prevista para mañana en Madrid. Partidos de izquierda y sindicatos de la enseñanza han criticado la protesta por entender que la misma está dirigida contra el Gobierno y para presionar al Tribunal Constitucional ante la sentencia que debe emitir sobre la LODE.

En los encierros participaron fundamentalmente miembros de las juntas directivas de los colegios, que a lo largo de la noche hicieron repetidas llamadas a los medios de comunicación para informar de su actitud de protesta. En los colegios de Madrid donde se pudo constatar la existencia de encierros, la asistencia era escasa, limitada casi exclusivamente a los miembros de las juntas directivas de los centros. Así, en el colegio Menesiano, en la avenida de Brasilia, se reunieron los miembros de 21 juntas directivas de los colegios del distrito 28. En encierro se inició a las 22 horas y estaba prevista su duración hasta las ocho de la mañana de hoy. Igualmente juntas directivas de centros escolares se encerraron en el colegio Claret, en la calle Corazón de María, hasta las dos de la madrugada. La protesta contra la LODE centró las discusiones de los encerrados, además de la lectura de las consignas elaboradas por la Concapa para la manifestación del domingo, pese a que la presidenta de esta organización, Carmen Alvear, ha dicho que pretende que sea silenciosa.

Las organizaciones convocantes de los encierros y de la manifestación desconocían a última hora de ayer el número exacto de colegios privados en los que se habían producido encierros, si bien insistían en que habían sido centenares. En Madrid, según los convocantes, se habían encerrado juntas directivas de 285 colegios.

La iniciativa de efectuar esos actos correspondió a la Confederación Católica de Padres (Concapa), cuya presidenta, Carmen Alvear, anuncié que recorrería varios colegios durante la noche. Los principales líderes de Alianza Popular, con Manuel Fraga a la cabeza, tienen previsto asistir a la manifestación de mañana, aunque no en la primera fila de la misma, según acordaron los organizadores de la protesta en una reunión mantenida el pasado jueves.

Representantes del PSOE, PCE, UGT y CC OO, así como movimientos de renovación pedagógica, declararon ayer que los organizadores de la manifestación de mañana persiguen "acosar al Gobierno y presionar al Tribunal Constitucional". Añadieron que se pretende "evitar la democratización de la escuela".

Por su parte, Salvador Clotas, responsable de Cultura de la comisión ejecutiva federal del PSOE, calificó ayer de "ultra e incluso franquista" la convocatoria de la manifestación. "El PSOE no tiene ningún pánico respecto de ella, aunque siente escaso respeto por este acto", añadió Clotas. "En realidad es una manifestación de acoso al Gobierno".

El presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza, el obispo Elías Yanes, señaló el pasado jueves, al término de la reunión del comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal, que la comisión permanente del episcopado ha recordado "el derecho y el deber que tienen los católicos de defender la libertad de enseñanza por medios compatibles con la Constitución y la moral cristiana", informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 1984