Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

García Asensio "decíamos ayer"

Desde que se fundara la Orquesta de RTVE hasta hace unas semanas, Enrique García Asensio ha sido el único director titular que ocupó tal cargo durante los más de 18 años de recorrido. Volvió el pasado 25 de octubre al teatro Real como director invitado para un solo concierto, y lo ha planteado como tantísimas veces hizo durante aquella etapa: dos obras nuevas para la orquesta -una de ellas con el coro- y otra preparada para el lucimiento de un componente de la propia orquesta, el trompista Luis Morató, quien tocó, con seguridad apenas turbada en algún momento, el bello y nada fácil tercer Concierto de Mozart, ganándose el aplauso de compañeros y público.Paralelamente, cabría decir de los resultados que fueron correctos, de misión cumplida, antes que especialmente relevantes en lo artístico. Quizá lo mejor se dio en la primera novedad: las Invenciones del alcoyano Amando Blanquer, obra dedicada a García Asensio y que, tras el reciente estreno por la Filarmónica de Sevilla, llegaba por vez primera a Madrid.

Los cinco tiempos de que consta, siempre en la línea de un compositor que no innova, pero que escribe con excelente oficio, fueron reproducidos como si se tratara de pentagramas conocidos, lo que colaboró a un éxito sin reservas.

La Misa en la bemol, de Schubert, obra irregular si se quiere, pero tan llena de hermosos períodos, recibió una interpretación justa, aunque un tanto alicorta en matices y expresividad. De los solistas destacaron la clase contrastada de Carmen Bustamante y el atractivo timbre del bajo Alfonso Echeverría Torres. El coro estimo que no dio con el tono de levedad y flexibilidad que parece requerir esta música.

Con cierta frialdad se acogió la versión. Estamos seguros de que próximamente, con mayor distancia real y otra concepción de programa, el maestro García Asensio pronunciará más enérgicamente su decíamos ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 1984