Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La designación de González Laxe como delegado del Gobierno marcará el inicio de una 'ofensiva socialista' en Galicia

El PSOE comenzará desde el próximo mes de diciembre, tras la celebración de su 30º Congreso Federal, una ofensiva destinada a preparar las elecciones autonómicas gallegas, previstas para octubre de 1985. El primer paso en esta ofensiva, destinada a conseguir "los mejores resultados posibles en las elecciones autonómicas", será el probable nombramiento de Fernando González Laxe, actual director general de Ordenación Pesquera, como delegado del Gobierno en Galicia, sustituyendo a Domingo García Sabell, que fue nombrado por el Gobierno de UCD.

Medios dirigentes del PSOE admiten que el partido hoy en el Gobierno "ha olvidado por completo lo que estaba ocurriendo en Galicia". La ejecutiva federal del partido se ha volcado en la preparación de las elecciones autonómicas en el País Vasco y en Cataluña, y en la resolución de problemas internos en las comunidades autónomas en las que el PSOE es mayoritario (Andalucía, Murcia). El único gallego en la ejecutiva federal, Salvador Fernández, ha debido ocuparse prioritariamente de la coordinación de las legislaciones autonómicas, problema del que, previsiblemente, seguirá encargado tras la celebración del 30º Congreso Federal socialista.Todo ello ha llevado a que en Galicía proliferen "Ios reinos de taifas y las capillas" dentro del partido socialista, según admiten los propios dirigentes del PSOE. Esta situación ha derivado en la necesidad de forzar pactos entre la alianza de las organizaciones de Vigo y Orense, por un lado, y la de La Coruña, por otro. Todo ello ha repercutido negativamente en la política que los socialistas han desarrollado en el Parlamento autónomo.

Elección de candidato

Esta misma necesidad de mantener el equilibrio ha llevado a que el PSOE no haya sido capaz, hasta el momento, de determinar quién será su candidato a la presidencia de la Xunta en las elecciones del año próximo, consideradas por todos los grupos políticos como "una prueba decisiva" con vistas a las elecciones generales de 1986. En la actualidad, el mayor número de probabilidades recae sobre el alcalde de Vigo, Manuel Soto, quien parece haberse impuesto al coruñés Jose Luis Rodríguez Pardo. El otro hombrefuerte del PSOE en La Coruña, Francisco Vázquez, ha mostrado su deseo de seguir como alcalde de esa capital.

La candidatura a la Xunta se decidirá, en todo caso, en enero, cuando el Partido Socialista Gallego celebre su congreso. El aspirante socialista tendrá que competir contra el actual presidente del Gobierno autónomo, el aliancista Gerardo Fernández Albor, y, probablemente, contra el ex director general de Pesca con UCD, Víctor Moro, quien, caso de aceptar las ofertas que se le hacen, concurriría con la reformista. Coalición Galega. En el congreso de enero se elegirá, asimismo, el secretario regional del partido, cargo que muy probablemente recaerá en el alcalde de Betanzos, Antolín Sánchez.

El nombramiento de Fernando González Laxe como delegado del Gobierno en Galicia, que probablemente se producirá en algún Consejo de Ministros de diciembre, marcará el comienzo de lo que se pretende que sea una profunda transformación en el PSOE gallego y una ofensiva política en aquella comunidad autónoma. Hasta el momento, el delegado es Domingo García Sabell, quien fue designado por el Gobierno de UCD.

Fuentes socialistas no ocultaron su preocupación ante lo que consideraron un "evidente atraso" del partido en los preparativos de las elecciones autonómicas gallegas, cuestión en la que Alianza Popular lleva volcando no pocos esfuerzos desde hace ya al menos tres meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 1984

Más información

  • El PSOE comenzará a preparar las elecciones gallegas inmediatamente después de su 30º Congreso Federal