TRIBUNALES

El fiscal pide 15 años de prisión para el ginecólogo Pedro Enguix por tres presuntos delitos de aborto

El ministerio fiscal ha solicitado tres penas de cinco años de prisión menor y multa conjunta de 100.000 pesetas, "con arresto sustitutorio de tres meses en caso de impago", contra el ginecólogo valenciano Pedro Enguix, como presunto autor de tres delitos de aborto. Esta información fue facilitada ayer por el médico y su actual abogado defensor, Virgilio Latorre, después de ocho meses de ausencia de comparecencias públicas de Enguix y de noticias sobre la marcha de las diligencias.

El doctor Enguix está procesado y en libertad provisional bajo fianza de 100.000 pesetas por esos tres presuntos delitos, a raíz de una investigación de la Guardia Civil en torno a supuestas prácticas abortivas, durante 1980, en las personas de María Dolores Carmona Gil, Concepción Díaz-Hellín Pérez y Rosalía Paula Safont Marín, que confesaron haber abortado.Para estas tres mujeres se piden penas de seis meses de arresto mayor y multa conjunta de 100.000 pesetas. También se encuentra procesado, como presunto cómplice de un delito de aborto, el fisioterapeuta Jaime Carballo Montes, para quien se solicita pena de seis meses de arresto mayor y multa de 50.000 pesetas. Para todos se pide inhabilitación especial de siete años, excepto para Carballo, que sería de cuatro.

En esta situación ha quedado el procesamiento de Enguix, pendiente ahora de que se fije la celebración de la vista oral y se cumplan algunos trámites previos. Hasta febrero pasado, en que el anterior abogado de Enguix, Josep Lluís Albiñana, decidió abandonar su defensa, el procedimiento judicial pasó por diversas fases y tuvo una gran repercusión pública.

El ginecólogo, que es un defensor del nacimiento sin violencia y uno de los pioneros en nuestro país de la técnica del parto en el agua, se declaró desde el primer momento inocente de los tres delitos que se le imputan. No obstante, presentó las fichas de unas 3.000 mujeres que declaraban haber abortado voluntariamente y se confesó autor en octubre de 1983 de entre dos y tres abortos semanales durnte los cinco últimos años.

Segundo encarcelamiento

Todo ello le valió la ampliación del procesamiento y el que se le fijase una fianza de cinco millones de pesetas. Al no poder pagarla, hubo de ingresar en prisión por segunda vez en relación con el sumario de los abortos.Sin embargo, en enero pasado, la Sala Tercera de la Audiencia Territorial de Valencia, que entiende el caso, levantó la ampliación del procesamiento inicial, en virtud de un recurso del médico, pero recomendaba la apertura de uno o varios sumarios más para investigar los presuntos abortos que el ginecólogo reconocía haber practicado y los que se manifestaban en las fichas.

En relación con ello, hasta el momento el Juzgado de Instrucción número 1 de Valencia ha llamado a declarar a 10 mujeres de las que se confesaban autoras de aborto. Todas ellas han manifestado, al parecer, que son inocentes de delitos de aborto, pero que realizaron la confesión por solidaridad con la causa del aborto libre y el médico procesado.

Enguix señalaba ayer que se enfrenta ahora a su procesamiento "a nivel personal solamente, sin implicaciones masivas" y que la tentativa de hacer un proceso social e incluir a amplios sectores de mujeres que habían abortado voluntariamente "no salió bien".

Puntualizó que "es una maniobra en desecho y quizá no se planteó en un momento bueno". "No creo", añadió, con referencia a la generalización del juicio, "que sea un recurso que hay que eliminar, pero en todo caso habría que utilizarlo con mucha inseguridad y desconfianza".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS