Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Los obispos resaltan las "graves preocupaciones" que se ciernen sobre la enseñanza no estatal

Los obispos no han expresado todavía su juicio sobre la manifestación de padres católicos convocada para el 18 de noviembre, "lo que no descarta que no nos parezca bien si fallan otros medios", dijo Antonio Montero, obispo de Badajoz y presidente de la Comisión de Medios de Comunicación Social, quien comunicó ayer a la Prensa los resultados de la reunión de la Comisión Permanente del Episcopado español, celebrada esta semana en Madrid.En un documento final, la comisión permanente señala que hace propias "las graves preocupaciones que se ciernen sobre el sector de la enseñanza no estatal, mayoritariamente de la Iglesia, según los informes de la Federación Española de Religiosos Educadores (FERE) y la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Alumnos (CONCAPA)".

Por ello, recomienda a los sectores católicos "el derecho y el deber de defender las libertades constitucionales, y muy especialmente la de enseñanza, por medios compatibles con la Constitución y la moral ciudadana". Montero señaló que los obispos apoyan el derecho a manifestarse "como un derecho de expresión. Las organizaciones católicas", añadió, "son libres y autónomas para seguir el camino que deseen".

La manifestación de padres católicos coincide en su fecha con la celebración del Día de la Iglesia Diocesana, fijada por los obispos para el tercer domingo de noviembre de cada año. La convocatoria estará apoyada por una campaña publicitaria en Prensa, radio y televisión, con el eslógan Te toca a ti, y un logotipo que dibuja una campana de cuya cuerda tiran varias personas.

Protesta ante RTVE

El presidente de la Comisión de Medios informó también que se ha presentado una protesta al director general de RTVE, José María Calviño, por el contenido de dos programas: Tiempos modernos, de Radio-3, y La edad de oro, de TVE, emitidos el 16 de octubre, que constituyen una agresión "contra la sensibilidad religiosa y moral de los católicos españoles".

Los presupuestos de la Conferencia Episcopal para 1985 y la elaboración del documento Constructores de la paz han sido otros temas tratados en la reunión de la comisión permanente, que se ultimarán en la asamblea plenaria que los obispos españoles celebrarán del 26 al 30 de noviembre. Montero no facilitó ninguna cifra económica, aunque afirmó que la contribución del Estado para el próximo año no sufrirá mucho con respecto al año anterior, que supuso más de 11.000 millones de pesetas.

El documento Constructores de la paz, aún sin redacción definitiva, incide en el peligro de una guerra nuclear y aporta nuevas perspectivas a la doctrina sobre la paz en el mundo, según Antonio Montero. El obispo dijo también a Efe que la comisión jurídica de la Conferencia Episcopal trabaja en la redacción de algunos decretos sobre actividades de las comisiones episcopales, y citó como ejemplo que se determinarán las condiciones de un sacerdote para trabajar en televisión o Prensa y oficiar misa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de octubre de 1984