Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARAGÓN

El Ejecutivo, el delegado del Gobierno y el alcalde niegan haber convocado el referéndum de Actur

El Gobierno autónomo aragonés y el delegado del Gobierno en Aragón, Angel Luis Serrán han negado que sus respectivas instituciones convocaran o propiciaron la consulta popular celebrada el pasado domingo entre los vecinos del polígono Actur para decidir si aceptaban o no la oferta institucional respecto a la instalación de 22 barracones de madera para familias gitanas. Argumentan que se trató de una autoconvocatoria por parte de las 7.000 familias que viven en la zona. El referéndum fue perdido por los partidarios del pacto propuesto por las autoridades. Vota ron en contra 4.033 vecinos (un 84,3% de los votos), y 604 a favor. Hubo 109 papeletas en blanco y 29 nulas.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Ramón Sainz de Varanda -de quien partió la idea de consultar al Gobierno central sobre el alcance del referéndum-, además de desmentir que tanto él como algún representante de la corporación hayan tomado parte en la convocatoria del referéndum, responsabilizan de dicha Consulta al delegado del Gobierno en Aragón y al Gobierno de la comunidad autónoma,En una nota facilitada a este periódico, el alcalde de Zaragoza puntualiza que "dicha consulta fue convocada a iniciativa del delegado del Gobierno en Aragón y del Gobierno de la comunidad autónoma". Sainz de Varanda insiste en dicho texto en que "el ayuntamiento no participó en modo alguno en la convocatoria de dicha consulta ni lo, hizo nadie en representación mía".

Por otra parte, en relación con este mismo tema, ayer se produjo una concentración de gitanos ante el palacio arzobispal, donde, desde el pasado miércoles, permanecen encerradas 20 personas, y hoy llega a Zaragoza el defensor del pueblo, Joaquín Ruiz-Giménez, para interesarse por el problema del Actur y de la comunidad gitana.

El origen

El delegado del Gobierno, al explicar el origen de la convocatoria vecinal, ha matizado que se propuso a los vecinos, durante una reunión a la que asistieron representantes del Gobierno regional, del Gobierno Civil, un concejal, y representantes del Actur, una nueva oferta institucional: consistía básicamente en instalar los 22 barracones de forma provisional al mismo tiempo de se iniciaban las obras para dotar al barrio de servicios. Los representantes de los vecinos señalaron que no tenían capacidad para decidir por sí mismos, por lo que querian consultarlo con el resto del polígono: "Se les dijo que ellos lo planteasen como quisiesen, pero que nos trajeran una postura concreta de los vecinos.Acordaron someterlo a votación y así lo hicieron, pero en ningún momento se consideró por parte denadie que el resultado era vinculante o podría tener capacidad jurídica", según señaló el gobernador civil.

La consulta formulada por el ayuntamiento a la Presidencia del Gobierno de la nación, a propuesta del propio alcalde, sobre la constitucionalidad y el alcance del referéndum (Sainz de Varan da siempre se ha referido a la consulta con el término de "referéndum"), han motivado una situación de controversia sobre la paternidad de la consulta popular. El Gobierno autónomo incluyó el sábado pasado, un día antes de la votación, un anuncio en los periodicos El Día y Heraldo de Aragón explicando el acuerdo firmado por dicha institución y el ayuntamiento de la ciudad referente al problema del polígono Actur.

El ayuntamiento insertó en dichos medios de comunicación, el mismo domingo de las votaciones, otro anuncio con una chabola y frases alusivas a los derechos humanos y dirigidas a la conciencia de los zaragozanos. Asimismo, el alcalde envió 5.800 cartas a otros tantos vecinos del Actur en las que incluía un bando aportando datos sobre la actuación municipal en dicho sector, así como una copia del acuerdo firmado con el Ejecutivo regional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 1984