Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARAGÓN

La pirotecnia donde se produjeron varias explosiones carecía de licencia municipal

La empresa Pirotecnia Zaragozana, en la que se produjeron varias explosiones en la tarde del sábado que destruyeron siete casetas donde se almacenaban fuegos de artificio, carecía de licencia municipal, según confirmó ayer a este periódico Carlos del Río, alcalde de Utebo (Zaragoza), en cuyo término municipal está ubicada la citada factoría.La primera autoridad municipal decretó ayer, como medidas preventivas, el cese inmediato de las actividades de la fábrica y el traslado de todo el material almacenado lejos del lugar que ahora ocupa, a sólo 150 metros de uno de los barrios de la localidad, donde residen alrededor de 600 personas.

La fábrica se instaló en Utebo en el año 1952 y el 2 de enero de 1973 se produjeron otras explosiones similares a las del sábado, que se saldaron con la muerte de cinco trabajadores. "En aquellas fechas se les requirió para que ajustasen sus actividades a lo establecido, pero, por lo que se ve, no cumplimentaron nada", según el alcalde de Utebo. Las explosiones del sábado, ocasionadas por causas que ayer se desconocían, hicieron volar por los aires siete de las 100 casetas donde se fabrican o almacenan los fuegos artificiales y ocasionaron un incendio que fue sofocado por los bomberos de Zaragoza. Las pérdidas han sido valoradas en unos 10 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 1984