Estibadores de tres de los principales puertos del Reino Unido deciden sumarse a la huelga

Agencias

Estibadores de dos de los principales puertos del Reino Unido, Grimsby e Imminghan, decidieron cambiar su decisión de hace dos días y apoyar la llamada a la huelga nacional realizada por el sindicato Unión Portuaria, en solidaridad con la lucha de los mineros del carbón contra el plan de reconversión del sector. Asimismo, en Southampton, el mayor puerto de contenedores británico, también se votó a favor de secundar la huelga. En 12 de los enclaves portuarios más representativos de Escocia y en varios de los de Inglaterra, incluidos el de Londres, Liverpool y Hull, el respaldo a este llamamiento era evidente, al igual que en tres puertos de Gales -Cardiff, Newport y Port Talbot-.

Estibadores de otros cuatro importantes puertos británicos, sin embargo, continuaban ayer trabajando y en otros seis de la parte este de Inglaterra, entre los que destacan Newcastle e Ipswich, optaron por desoír el llamamiento a la huelga.La primera ministra, Margaret Thatcher, mantuvo ayer una reunión de trabajo con miembros de su Gobierno para analizar la situación provocada por esta huelga y por la de los mineros, que ya se encuentra en su vigésimo quinta semana. Por el momento, sigue sin alteraciones el tráfico de pasajeros entre el Reino Unido y el continente europeo. El cambio de postura de los estibadores de Grimsby e Immingham, que habían decidido hace un par de días continuar con su trabajo, representa un importante apoyo para los líderes de los 36.000 afiliados del sector, que están intentando conseguir el respaldo de todos los estibadores en esta huelga, la segunda en las últimas seis semanas. Según la policía, no había piquetes en ambos puertos.

Posturas encontradas

El respaldo a la huelga dista de ser total, puesto que los estibadores de los puertos de Goole, Newcastle, North y South Shields, Boston, Wisbech e Ipswich optaron por continuar el trabajo. Asimismo, los estibadores de la isla de Guernesy, en el Canal de la Mancha, siguieron trabajando, para evitar que se pudrieran varios cientos de toneladas de tornates en caso de que no fuesen descargadas. La postura sobre este tema en todos los puertos del Reino Unido no se conocerá definitivamente hasta dentro de unos días, cuando se haya votado en todos los centros.En Bristol estaba previsto tomar una decisión ayer, mientras que en otros puertos será hoy cuando se tome la postura a seguir. En Dover, el puerto de transbordadores de más tráfico de todo el Reino Unido, la votación se celebrará el viernes, aunque los indicios apuntan a que los trabajadores rechazarán secundar el paro.

Según las previsiones de los líderes del sector, en caso de que hubiera un respaldo total al conflicto, podrían quedar paralizados 78 puertos en los que están empleados afiliados a los sindicatos de estibadores, que cargan y descargan más del 70% de las importaciones y exportaciones de productos no energéticos en el Reino Unido. La huelga que se llevó a cabo el pasado mes de julio paralizó 61 puertos durante 12 días y ocasionó pérdidas por 144.000 millones de pesetas.

Por el momento, esta situación está influyendo negativamente en el comportamiento de la Bolsa de Londres. En la sesión de ayer, hubo una tendencia generalizada a la baja en la mayor parte de los valores, con una pérdida de 4,4 puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de agosto de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50